Las filiales españolas de Telefónica son las que lograron más beneficios en 2010

Telefónica de España y Telefónica Móviles España ganaron 4.412 millones y fueron las dos firmas más rentables pese a la caída del 12% en el resultado

Las dos grandes filiales de Telefónica en España lograron un beneficio neto de 4.412 millones en 2010, según figura en el informe anual de la compañía registrado ayer en la Comisión Nacional el Mercado de Valores (CNMV). Esa cifra supone un retroceso del 12% con respecto a los 5.019 millones de beneficio que lograron Telefónica de España y Telefónica Móviles España en 2010. Pese a ello, fueron las dos filiales con mayores beneficios de todo el grupo, según las cuentas anuales de la compañía.

La caída es mayor si lo que se mira es el resultado de explotación, pues en ese caso el descenso es del 17%, hasta los 6.136 millones. De las dos, la que más sufrió en su resultado de explotación fue la filial de móviles, mientras que la de fijo y banda ancha tuvo un mayor recorte del resultado del ejercicio.

El nuevo plan de incentivos de 450 millones sigue al aprobado en 2006

Ese retroceso de la rentabilidad es el que ha llevado a la empresa que preside César Alierta a plantear una reducción de costes que incluye un recorte de la plantilla en España del 20% en tres años, lo que puede afectar a unas 6.000 personas entre prejubilacions, bajas incentivadas voluntarias y externalizaciones (traspaso de empleados a otras empresas). Telefónica pretende que le ajuste sea pactado con los empleados y que venga acompañado por otras medidas de ahorro como ligar las subidas salariales a la productividad en mayor grado que a la inflación. La dirección de la compañía tratará de que todas las medidas sean pactadas con los sindicatos y no traumáticas.

No obstante, la decisión de la operadora recabó críticas de políticos y sindicatos. "No estoy de acuerdo. Más claro no puedo ser", sentenció el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. Por su parte, Cándido Méndez, secretario general de UGT, pidió a Telefónica que corrija la imagen que han transmitido con los recortes.

El informe anual de Telefónica recoge que la plantilla promedio del ejercicio 2010 fue de 269.047 personas, con un aumento neto de 13.896 respecto a 2009, sobre todo por Atento (servicios de atención telefónica). Sin Atento, la plantilla media del grupo creció un 2% hasta 128.011 empleados.

La plantilla a cierre de año alcanzó un récord de 285.106 empleados, con un aumento de 27.680. De ellos, la unidad de Telefónica España tenía 35.379 empleados (41 más que un año antes); Telefónica Latinoamérica tenía 60.909 (+9.303); Telefónica Europa, 25.968 (-1.055), mientras que 162.850 (+19.391) empleados correspondían a filiales y otras empresas, incluida Atento.

Los resultados de las filiales y los datos sobre plantilla están incluidos en la documentación que la compañía ha puesto a disposición de los accionistas ante la junta del próximo 18 de mayo. En el orden del día de esa junta, publicado en la medianoche del jueves al viernes, figura la aprobación de tres planes de incentivos diferentes por un importe total de 565 millones de euros. De ellos, el principal es el Performance & Investment Plan (PIP). Se trata de un plan de entrega de acciones de Telefónica en función del cumplimiento de objetivos que está dirigido a 1.900 directivos. "El importe máximo total destinado al plan se fija en la cantidad de 450 millones de euros", señala Telefónica. El plan PIP tendrá una duración total de cinco años y se dividirá en tres ciclos de tres años con entrega de las acciones desde el 1 de julio de 2014, 2015 y 2016 en función de la rentabilidad para los accionistas en comparación con otras compañías del índice Dow Jones Global Sector Titans.

El plan da continuidad a otro en vigor aprobado por la junta de 2006 (el PSP) que contemplaba entrega de acciones durante cinco años, de 2009 a 2013, con un importe global máximo de 754 millones. Ese plan contemplaba un máximo de acciones por importe de 29,8 millones de euros en cinco años para los cinco máximos ejecutivos. El nuevo plan establece un máximo de unos 50 millones de euros en tres años para los tres principales directivos: el presidente, César Alierta; el consejero delegado, Julio Linares, y el consejero ejecutivo José María Álvarez-Pallete. Al final del primer ciclo tendrían derecho a percibir si se cumplen en su integridad los requisitos y condiciones establecidos 390.496, 234.298 y 124.249 acciones, respectivamente.

En 2010, esos tres consejeros ejecutivos recibieron 226.880 acciones por el segundo ciclo del PSP, valoradas a precio actual en unos cuatro millones de euros, de los que algo más de la mitad correspondieron a Alierta. Además, tienen asignadas 1,08 millones de acciones (valoradas en unos 19 millones) para los próximos tres ciclos si se cumplen los objetivos, según informó ayer la compañía a la CNMV en su informe anual de gobierno corporativo. En dicho documento figura que la retribución de esos tres directivos fue de 20,88 millones en 2010.

EL PAÍS

Sobre la firma

Subdirector de EL PAÍS al frente de la información de economía y empresas. Ha desarrollado su carrera en Cinco Días, diario del que fue director, y en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector de Información y director adjunto. Es licenciado en Derecho, Ciencias Económicas y Ciencias Políticas y máster en Periodismo.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción