Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrando abandona la lucha por Cierval ante la falta de apoyos

El presidente de la patronal autonómica anuncia por sorpresa su renuncia

"He tomado la dimisión, perdón, la decisión, de no presentar una candidatura a la presidencia de la patronal autonómica". Rafael Ferrando, presidente de Cierval desde 1999, sorprendió ayer a propios y extraños cuando convocó de urgencia a los periodistas a las 13.00 para leer un breve comunicado en el que reiteró que "la unidad empresarial" está por encima de las ambiciones personales y que no tiene intención de presentar batalla por mantener el cargo.

Ferrando ha necesitado apenas 10 días para hacer las cuentas y comprobar que carece de los apoyos necesarios para hacer frente a la "voluntad firme" que expresaron los máximos responsables de las patronales de Valencia (CEV) y Alicante (Coepa) de optar a la presidencia de Cierval en la próxima asamblea general prevista a principios de julio. El reto se formuló el 5 de abril en el comité ejecutivo de Cierval. José Vicente González y Javier López Mora, el presidente de la CEV y el secretario general de Coepa, anunciaron que encabezarán una candidatura para ocupar la presidencia de Cierval.

El anuncio se precipitó tras meses de discretas negociaciones sin contar aún con el apoyo de la patronal de Castellón (CEC). Pero la piña formada por el comité ejecutivo de la CEV en torno a González y el acierto de éste de incorporar al proyecto a Coepa consolidaron una opción incontestable. La CEV tiene una presencia del 42% en Cierval y Coepa del 36%.

Fuentes patronales de Valencia y Alicante expresaron su sorpresa por el anuncio de Ferrando porque estaban pendientes de una reunión con la CEC la próxima semana "para incorporar a todos al proyecto". Las mismas fuentes sugieren que Ferrando "ha preferido marcar los tiempos y quedar como un señor" antes de tener que asumir su opción minoritaria ante el próximo comité ejecutivo de Cierval.

Ferrando concedió ayer que su futuro, como el de Rafael Montero, su secretario general desde 1999 y vinculado a la CEC, dependerá de los próximos responsables de Cierval. Ferrando ocupa una vicepresidencia de CEOE al margen de otros varios cargos y puestos de consejero, desde Bancaja a Bankia.

"Creo que es un señor por la forma en la que lo ha hecho y por cómo ha marcado los tiempos siempre", valoró un empresario alicantino en reconocimiento a Ferrando. "Y Cierval está mejor que cuando entró", agregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2011