Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La salida de la crisis

El terremoto le costará a Japón dos décimas de crecimiento

Las catástrofes naturales y el accidente nuclear en Fukushima dejarán al final un impacto equivalente a entre el 3% y el 5% del producto interior bruto japonés, según el Fondo. Pero ese es el cálculo del daño, no el efecto sobre el crecimiento económico. El FMI solo ha rebajado dos décimas su previsión de crecimiento de la economía nipona, del 1,6% que estimaba en enero al 1,4% actual. El Fondo es más optimista que otros pronósticos como el de la OCDE, que vaticinó la semana pasada una recaída en la recesión durante este año y considera incluso que el crecimiento japonés en 2012 ya será del 2,1% (tres décimas por encima de la última previsión). Según el FMI, ni la caída de la actividad comercial ni los problemas financieros van a transmitirse a otras economías. Donde sí puede haber dificultades es en la industria, por la importancia de Japón en la cadena de suministro global.

El FMI advierte de que Japón tiene que empezar a preocuparse por lo mismo que el resto de países avanzados: la crisis fiscal. La deuda pública japonesa -la mayor entre los países ricos- alcanza el 225% del PIB y llegará al 250% en 2016, según el organismo. "Una vez que el proyecto de reconstrucción está en marcha y puede apreciarse mejor la magnitud de los daños, el foco debe ponerse ahora en diseñar una estrategia fiscal clara para reducir la deuda pública en el medio plazo", dice el informe.

En Japón el ajuste "tendrá que ser aún más gradual de lo que se esperaba debido al programa de estímulos para la reconstrucción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de abril de 2011