Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un esperanto para el siglo XXI

El empresario Gregorio Uribe-Etxebarria lleva 40 años trabajando en crear un nuevo habla - Multilingua fusiona elementos de otros cinco idiomas

Existe una lengua, llamada multilingua, capaz de lograr que los hablantes de cinco de los idiomas más extendidos -inglés, español, italiano, portugués y francés- se entiendan sin problemas. Creado por el empresario Gregorio Uribe-Etxebarria, quien lleva 40 años desarrollándolo, nace de la fusión de todos ellos. Quien habla, por ejemplo, francés puede entender en un 90% el nuevo idioma, que contiene un 30% de la gramática y el vocabulario de los componentes del quinteto original.

A diferencia del esperanto, el idioma con pretensión de universalidad más conocido, la multilingua no contiene influencias de lenguas eslavas ni germánicas, no modifica alfabetos y tampoco crea nuevas letras o sonidos. Se trata de una síntesis de las cinco lenguas citadas, que quedan reducidas a su forma más simple.

El idioma cuenta con un vocabulario de 19.500 palabras y una gramática

La fonética resulta sencilla y no exige unos conocimientos especiales

Una web sirve desde hace 10 meses para difundir multilingua "

Cualquier estructura lingüística puede ser reducida", dice Uribe-Etxebarria

Uribe-Etxebarria ha desarrollado una "gramática universal" y un vocabulario formado por 19.500 palabras que pueden ser comprendidas por la mayoría de hablantes de aquellos cinco idiomas. Ello es posible porque se trata de términos de origen indoeuropeo similares en todos ellos -"agencie", "antiseptik", "atacant", "emisarie", "insolite"-. La raíz puede ser parecida, lo que ayuda a deducir su significado sin dificultad. Contiene de esta forma un componente intuitivo.

Multilingua no propone reglas sintácticas nuevas, ya que refleja la estructura sintáctica de la lengua materna de cada emisor. Así, existen dos opciones para articular las frases en función de cómo quiera ordenar el hablante, por ejemplo, la relación sujeto-verbo. "Cualquier estructura lingüística, por compleja que sea, puede ser reducida a esas opciones", explica Uribe-Etxebarria.

Es decir, puede ordenarse sujeto-verbo-objeto ("Emilio done un livre a Ana", "Emilio da un libro a Ana") o adelantar el objeto, ("Emilio a Ana un livre done", "Emilio a Ana un libro da"), en función de cómo se estructure la lengua materna del hablante. En cualquier caso, el contexto juega un papel muy importante, y muchas frases pueden sacarse gracias a él.

Los adverbios se forman con la terminación -ment ("certainment", "frecuenment") y los plurales, añadiendo -(e)es ("tables", "maisones").

La fonética resulta sencilla y no exige conocimientos especiales de pronunciación. En la mayoría de casos se lee como se escribe. En caso de encontrarse con fonemas como el inglés ph se respeta la pronunciación de la lengua de origen y los hablantes de aquellos idiomas que no lo contengan pueden pronunciar solamente el sonido de la primera grafía. En el caso mencionado, sería la letra p.

Multilingua dispone desde hace unos 10 meses de un portal escrito en dicha lengua, español e inglés (www.multieconomie.org), un proyecto coordinado por el periodista Esteban Sánchez, en el que trabajan el informático Josu Aguirre, la traductora Julene Besga y el propio Uribe-Etxebarria. La web ofrece información actualizada de noticias internacionales, una relación de 38 ciudades descritas de forma muy completa, un apartado sobre finanzas, comercio e industria y otro que describe la nueva lengua y detalla su gramática. También incluye un chat y un traductor de inglés y castellano al multilingua. Uribe-Etxebarria y su equipo han creado además la Fundación Metalingua Unesco, que preserva y difunde este nuevo idioma.

Multilingua sería susceptible de ser utilizada por "2.500 millones de personas en todo el mundo", según los impulsores del proyecto. Tiene por objetivo proteger la riqueza lingüística en la sociedad digital, ampliar la capacidad de comprensión y facilitar la expresión entre hablantes de distintos idiomas.

A largo plazo aspira a "integrarse en la sociedad", tal y como indica Sánchez, aunque, de momento, la misión del grupo de trabajo encabezado por Uribe-Etxebarria es difundir la existencia del idioma a través de la citada web y conseguir fondos para mantener el proyecto, que no persigue "ningún tipo de afán lucrativo".

Un ejemplo práctico

La web que detalla las normas gramaticales de multilingua (www.multieconomie.org) y una serie de contenidos traducidos a dicha lengua, al inglés y al español presenta, entre otros, un texto sobre las neuronas-espejo -"neurones espejo"- con una noticia escrita en el nuevo idioma. El texto es el siguiente:

"Se have descubred como funcione le mecanisme cerebral que permete entender a se que le pase a le rest; un avance de le neurociencie que cause revolucion; que es et como funcione? Securement, quelque vece se demanded que pase -literalment- por tie testa quand te conecte con se que le sucede a quien estas mirend, que es se que te permit ponerte en su place, saber que esta sentid le otre, conocer su intencions..."

La traducción de este fragmento de artículo al castellano sería la siguiente: "Se descubrió cómo funciona el mecanismo cerebral que nos permite entender lo que les pasa a los demás; un avance de la neurociencia que causa revolución. ¿Qué son y cómo funcionan? Seguramente, alguna vez te preguntaste qué pasa -literalmente- por tu cabeza cuando te conectas con lo que le sucede al que estás mirando, qué es lo que te permite ponerte en su lugar, saber qué está sintiendo el otro, conocer sus intenciones..."

Dicha web ofrece la opción de leer todos los textos en multilingua y debajo, en letras de color azul, su traducción al inglés o al español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de abril de 2011

Más información