Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ripoll no se siente excluido pero insta al PP a "unir a todos"

El líder del PP de Alicante se 'cae' de la prueba del Tram con Camps y Castedo

El presidente provincial del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, en pleno pulso con el sector campista de los populares por ocupar el número dos de la candidatura de Sonia Castedo, a la alcaldía de Alicante aseguró ayer que "no se siente excluido" y recalcó que la fuerza del PP "está en unir a todos". Ripoll necesita un acta de concejal para poder optar a un nuevo mandato. Las negociaciones se demorarán hasta la próxima semana. La alcaldesa volvió a rehusar la polémica y apuntó al próximo día 12 como fecha tope para cerrar su lista. Castedo insistió en que apostará "por personas de confianza" y negó que haya expresado su rechazo a Ripoll: "¿Alguna vez alguien ha publicado eso de mi boca?", se preguntó la alcaldesa. "No me he pronunciado, no he dicho nada y seguiré igual", añadió.

Camps asegura que "jamás nadie" ha invertido tanto en transportes como él

No obstante, el titular de la Diputación dio a primera hora de la mañana un giro a su agenda institucional. Inicialmente, estaba previsto que acompañara al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en la prueba del Tram que une Sant Vicent del Raspeig con el centro de Alicante, en la plaza de Los Luceros. El gabinete de Ripoll justificó el cambio debido a la "inexcusable" presencia del presidente en una reunión del patronato de la Institución Ferial Alicantina (IFA).

El acto de ayer fue la segunda prueba de esta línea. La primera la protagonizó hace dos semanas el consejero de Infraestructuras, Mario Flores, que estuvo acompañado por la alcaldesa, y ayer era el turno de Camps. El acto no fue una inauguración, porque la nueva ley electoral no lo permite, pero se le pareció bastante. El presidente de la Generalitat y un amplio elenco de cargos públicos se subieron a la línea 2 del tranvía, entre Sant Vicent y Alicante. Y cuando llegaron al final del trayecto, en la estación de Luceros hubo discursos y aplausos para los oradores. El presidente del Consell se congratuló de haber logrado constituir un "nodo de transporte entre pueblos de primer nivel". Camps aseguró, ante una nutrida representación de alcaldes, diputados y empresarios, que la Generalitat "ha invertido como nunca jamás" en transportes porque eso es sinónimo de calidad y de igualdad entre los ciudadanos. Camps se comprometió a seguir invirtiendo porque el tranvía en Alicante "no tiene límite, falta llegar a la feria, al aeropuerto y tantos sitios".

Antes, la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, situó el Tram como exponente de un modelo de ciudad sostenible, y anunció que a las líneas existentes, y las que están a punto como la que une Sant Vicent con Alicante, que estará lista para este verano, "se unirán muchas más, porque esto no tiene fin". La alcaldesa de Sant Vicent, Luisa Pastor, recordó cómo hace 46 años un viejo tranvía unía las dos localidades, y ahora "se recupera un sueño" que permitirá una mayor relación entre las dos ciudades. El trayecto en pruebas duró unos 25 minutos, aunque sin apenas paradas para subir y viajar los pasajeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de abril de 2011