Reportaje:

"España es el paraíso del dopaje"

La federación de atletismo expedienta a Sergio Sánchez, que dice avergonzarse de competir con la selección

La Federación Española de Atletismo anunció ayer la apertura de un expediente informativo al atleta Sergio Sánchez, quien el jueves por la noche, en el programa La voz del atleta, de OID Radio Cantabria, acusó a Jaime Lissavetzky, hasta ayer secretario de Estado para el Deporte, de promover y encubrir el dopaje de Alemayehu Bezabeh.

"Ahora parece que hay que nacionalizar gente, que hay que mimarles y doparles. España es el paraíso del dopaje. Si pudiese, me haría catarí mañana", dijo Sánchez, leonés de 28 años, plusmarquista europeo de los 2.000 y los 3.000 metros en pista cubierta y subcampeón del mundo: "Bezabeh vino a España, le nacionalizaron los políticos y, encima, le dopan. Le están dopando los políticos. Me da vergüenza vestir la camiseta de la selección española. Presentarme en una competición internacional con ella dañaría mi imagen. Me parece una vergüenza de país". Sánchez admitió estar "en el punto de mira" de las autoridades antidopaje: "Paso dos controles a la semana. Es una persecución espectacular".

Más información

Pese a haber confesado en la federación que iba a proceder a una transfusión de sangre, Bezabeh, detenido en la Operación Galgo, fue absuelto por el Comité de Competición. El CSD recurrirá contra esa medida.

El sueño de Sánchez, y así lo expresó en la misma entrevista, realizada por el también atleta Iván Hierro, pasa, sin embargo, por vestir la camiseta roja en unos Juegos Olímpicos. "Los que mandan deberían ser los primeros en ser castigados. Soy lo que soy y no tengo beca olímpica del plan ADO. Y Bezabeh y mucha gente implicada en la Operación Galgo la tienen", dijo; "solo espero y deseo ganar una medalla olímpica y que venga Jaime Lissavetzky a darme la mano y felicitarme. Entonces le pegaré un tortazo con ella en la cara y le diré: 'Esto lo he conseguido gracias a la ayuda de mierda que me has dado, que es nada. Y, hala, aquí tienes la medalla de un español nacido en España, blanco como la leche".

Sin estar incluido en el plan ADO, como tampoco lo están, por decisión de Lissavetzky, ni Bezabeh ni ninguno de los implicados en la Operación Galgo, Sánchez recibirá en 2011 más de 20.000 euros de dinero público: de la federación, una beca anual de 19.100, la máxima, y de la Junta de Castilla y León 4.800.

"En el plan ADO le corresponderían 12.000 euros por una beca E, la que le corresponde por sus méritos", explican en el CSD, "pero ha renunciado a ella por ser incompatible con la ayuda de la Junta de Castilla y León. La ayuda federativa es complementaria con el plan ADO: si recibiera los 12.000 nuestros, la federación solo le daría 7.100".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de abril de 2011.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50