Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pamesa pagó 60.000 euros a Fabra sin justificación, según los peritos

El presidente del PP de Castellón alega que se trata de una deuda contraída

Los contrainformes presentados por el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, para tratar de justificar los 3,3 millones de euros ingresados en sus cuentas y de origen no justificado, en relación con los posibles fraudes fiscales que le imputa Hacienda, tienen contradicciones. Así lo constatan los peritos judiciales, que son inspectores de Hacienda, en su segundo informe, que sustituye al primero, una vez estudiada la información aportada por el propio Fabra.

Una de las contradicciones hace referencia a la procedencia de un total de 60.000 euros ingresados en tres cheques, en 1999, en una cuenta del entonces matrimonio formado por Fabra y María Amparo Fernández. Según explican los peritos en su documento, en el primer contrainforme que presentó Fabra se señalaba que uno de los tres cheques procedía de otra cuenta de los mismos titulares, es decir, un traspaso de dinero de una cuenta a otra, que es la misma justificación que dan para todos los ingresos de origen no justificado y que, según los peritos, no es creíble. Sin embargo, tal como indican en el informe que está ya en poder del titular del juzgado número 1 de Nules, según el segundo contrainforme de Fabra, el importe de los tres cheques corresponde al cobro de unas cantidades adeudadas por Pamesa a Cocina Riojana de Vanguardia, sociedad a través de la que se regía el restaurante que tuvo abierto el matrimonio en el Grau de Castellón. Los peritos indican que el también dirigente del PP explicó que la deuda procede de "unos servicios de catering supuestamente prestados" y habrían sido cobrados una vez cesó la actividad del establecimiento, en diciembre de 1998.

"Los supuestos cobros de Pamesa no pueden corresponder a unos supuestos servicios de los que se carece de constancia alguna", afirman con rotundidad los peritos después de exponer cómo acudieron a las cuentas de la sociedad gastronómica para cotejar dicha deuda y encontraron que "no figura contabilizada deuda alguna con la entidad Pamesa", a la vez que añade que el único apunte "corresponde a una deuda saldada y cuyos movimientos durante 1998 fueron de solo 278,14 euros".

De esta manera, los peritos no dan por justificado el ingreso de los cheques, por un total de 60.000 euros, que Fabra atribuía a un servicio realizado a Pamesa.

Cabe recordar que el presidente de Pamesa, Fernando Roig, fue avalista, junto al ex presidente del CD Castellón, Antoni Bonet, de un préstamo solicitado por Fabra y suscrito en 1996, apenas un año después de que accediera a la presidencia de la Diputación de Castellón, con la Caja Rural Credicoop por un total de 390.000 euros. El propio Bonet admitió, en su declaración ante el juez, que fue él quien satisfizo los importes de este préstamo, en su condición de avalista, por lo que pagó algo más de 280.000 euros entre 1999 y 2004.

Rajoy, "cómplice"

PSPV, Iniciativa y Compromís censuraron ayer la actitud del PP con Carlos Fabra, tras conocer que solo ha acreditado el 9% de los 3,7 millones de ingresos que los peritos judiciales consideran no justificados. El director de campaña del PSPV en Castellón, Ernest Blanch, pidió al presidente del PP, Mariano Rajoy, que "si quiere ser consecuente con su discurso contra la corrupción, tiene que pedirle ya a Carlos Fabra que devuelva a las arcas públicas 1,5 millones de euros" que, según el último informe de los peritos, defraudó la familia Fabra a Hacienda entre 1999 y 2004. El candidato autonómico de Compromís, Carles Mulet, también señaló "desde Rajoy hasta el último militante" como cómplices de este "grave caso de degradación de la dignidad política". La candidata de EUPV, Marina Albiol, calificó además de "preocupante" que Fabra se pueda "librar de rendir cuentas sobre los delitos fiscales que se le imputan".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de marzo de 2011

Más información