Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell asumió por escrito el sobrecoste de Calatrava

Camps reconoció a Mireia Mollà que Calatrava cobra por los sobrecostes

"El presupuesto de ejecución por contrato recogido en el proyecto básico del Centro de Convenciones de Castellón entregado por Santiago Calatrava asciende a 89.915.638 euros", reconoce el consejero de Economía y Hacienda, Gerardo Camps, en una respuesta, fechada el pasado mes de octubre, a una pregunta parlamentaria de la diputada de la Coalició Compromís Mireia Mollà. La afirmación contradice a la portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, y al vicepresidente primero, Vicente Rambla, que aseguraron hace dos semanas que el Consell haría cumplir el contrato con el arquitecto, de 60 millones de euros, después de que Esquerra Unida hiciera público el documento y revelara que la Generalitat le pagó 2,7 millones por un proyecto básico que la propia empresa pública Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana señalaba que excedía todo lo previsto.

Albiol: "Calatrava es el puente entre la corrupción del PP valenciano y balear"

Tanto Gerardo Camps como el secretario autonómico de Economía, José Manuel Vela, habían asumido en respuestas orales en las Cortes Valencianas el pago de los sobrecostes, pero Sánchez de León dijo: "Hemos cumplido el contrato. Velaremos porque se cumpla y se desarrolle con normalidad".

"El gasto del contrato con el arquitecto Santiago Calatrava, para el proyecto del Centro de Convenciones de Castellón, se calculará en función del coste final de la obra", reconoció por escrito Gerardo Camps a la diputada de Compromís Mireia Mollà, que había formulado una serie de preguntas en julio de 2010 en las que se interesaba por el proyecto, el presupuesto, los costes y la ubicación del futuro Centro de Convenciones de Castellón, uno de los tres proyectos que Esquerra Unida denunció la semana pasada ante la Fiscalía Anticorrupción porque Calatrava cobró cantidades millonarias por ellos sin que se hayan ejecutado.

"El inicio de las obras del Centro de Convenciones, y por consiguiente su entrada en funcionamiento, se encuentra supeditado a factores externos", reconocía el consejero de Economía en su respuesta a Mollà. Se refería a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia que paralizó el PAI de Els Mestrets, en el que estaba previsto que se construyera el Centro de Convenciones. "Hasta que no se resuelva esta situación", señalaba, "no se podrá obtener título jurídico suficiente sobre la parcela que permita iniciar las obras".

El pago a Calatrava en proporción a los sobrecostes que sus proyectos generaban fue admitida por el Consell de manera implícita. El mismo presidente de la Generalitat, Francisco Camps, dijo en las Cortes: "Cuando nosotros contratamos arquitectos, son ellos los que diseñan". La falta de información sobre los expedientes, reiteradamente pedidos por la oposición, sin embargo, ha impedido conocer las cantidades cobradas.

La publicación del contrato y la documentación del Centro de Convenciones de Castellón ha confirmado que Calatrava cobra hasta el 12,5% del coste total de la obra, con los incrementos que haya experimentado el proyecto. Ayer, en Mallorca, las diputadas de Esquerra Unida Marga Sanz y Marina Albiol, junto al coordinador de su organización en Baleares, Manel Carmona, compararon los contratos que han denunciado ante la fiscalía con el caso Palma Arena, por el que están imputados el expresidente balear Jaume Matas y el propio arquitecto. "Calatrava es el puente entre la corrupción del PP valenciano y el PP balear", dijo Marina Albiol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de marzo de 2011