Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior crea una nueva plaza para mantener a Joan Delort como alto cargo

"Es una situación provisional hasta que salga a concurso", dice un portavoz

Pasan los años, pasan los Gobiernos de la Generalitat, pero Joan Delort permanece. Desde 1999 ha ocupado altos cargos en consejerías de Interior gobernadas por CiU, el PSC e ICV, y así va a seguir siendo. La Comisión Técnica de la Función Pública aprobó ayer la creación de la plaza de "coordinador del sistema de seguridad pública", que será ocupada por Joan Delort por designación a dedo.

Delort fue secretario de Seguridad durante cuatro años con el consejero Joan Saura y, como cargo de confianza, cesó al cesar aquel. Sin embargo, el nuevo titular de Interior, Felip Puig, le salvó y le repescó como asesor personal. Y así ha estado Delort durante tres meses, hasta que ayer se creó esa plaza.

Fuentes sindicales cuestionaron la legalidad del nuevo cargo y recordaron el precedente de Rafael Olmos, al que también se le creó una plaza a dedo en el Instituto de Seguridad Pública de Cataluña tras ser destituido como director de la Policía a raíz de una dura carga de los Mossos d'Esquadra. Al igual que Delort, Olmos también fue repescado al entrar Puig, pese a que entonces ya existían dudas más que razonables sobre la legalidad de aquella plaza y se sabía que la estaba investigando la Oficina Antifraude de Cataluña.

Una portavoz del Departamento de Interior defendió ayer la creación de la plaza para Delort asegurando que la Ley de Función Pública de Cataluña obliga a que cuando cesa un alto cargo se le asigne un puesto de trabajo de su mismo grupo y nivel. En el caso de Delort, el 30.2, el máximo que permite la ley. "No es un cargo, sino un puesto de trabajo provisional hasta que salga a concurso o Delort vuelva a la plaza que tiene", explicó la misma portavoz. Sobre las previsiones para que eso ocurra no se pronunció, pero sí admitió que Delort podrá optar a esa plaza cuando se convoque.

Otras fuentes de la Generalitat explicaron, sin embargo, que se ha creado esa plaza para Delort porque este se ha negado a volver a la que tiene en propiedad como subdirector general de Coordinación de la Policía de Cataluña.

Delort estará adscrito al secretario general de Interior, Xavier Gibert, un cargo que siempre ha desempeñado funciones de gestor y que hasta ahora ha sido ajeno a las competencias policiales. El mismo Delort, por ejemplo, fue secretario de seguridad dependiendo directamente de Joan Saura y no del secretario general de Interior de aquella época, Joan Boada, con quien tenía una pésima relación.

Puig anunció al llegar a Interior que el nuevo secretario de seguridad sería el diputado de CiU y alcalde de Lloret de Mar, Xavier Crespo, pero ese nombramiento nunca se llegó a producir tras dos meses de culebrón. Al final, Puig diseñó un organigrama sin ese cargo, en el que las competencias de seguridad se las repartieron el director general de la Policía, Manel Prat, y el director general de Administración de Seguridad, Andreu Joan Martínez. A ellos se suma ahora Joan Delort "como coordinador", precisó la portavoz de Interior. "Será el verdadero jefe, y los otros, a callar", explicó un mando policial que ha tratado con Delort desde hace años.

El proceso de creación de la plaza de Delort también podría acabar en la Oficina Antifraude, según explicaron ayer fuentes sindicales. Y es que el decreto de recorte de personal que aprobó en enero el Gobierno de Artur Mas especifica que "en ninguno de los departamentos, excepto el personal docente y sanitario, se podrán reponer los efectivos de personal que hayan causado baja por cualquier causa. Los puestos de trabajo que queden vacantes no podrán ser ocupados de nuevo y serán amortizados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2011