Talentos

Vivian Girls: las chicas son guitarreras

El trío, sensación del rock de Brooklyn, recorre ocho ciudades españolas

Tres chicas de Brooklyn recorren estos días España ante la inminencia de su tercer disco. Tres jóvenes que hacen rock guitarrero atravesado por el ruido y la crudeza de sus letras tétricas. Son las Vivian Girls: Fiona Campbell en la batería; Cassie Ramone, guitarra y voz; y Kickball Katy Goodman al bajo. Llevan tres días de gira entre Granada (viernes 25), Sevilla (sábado 26) y Cádiz (lunes 28) y están empeñadas en quitarse la etiqueta de "banda de chicas rockeras". Entonces... ¿qué son?

"La gente no se da cuenta de lo sexista que es que nos clasifiquen así", cuenta Cassie Ramone (nada que ver con la banda del mismo nombre) en conversación telefónica. "Estoy muy orgullosa de pertenecer a un grupo compuesto por chicas, pero este tipo de etiquetas limita también la clase de música que hacemos". Lo dice en el mismo tono despreocupado con el que han ido labrando su carrera. Su brevísimo debut homónimo (Everything goes wrong, 2008; 22 minutos) las convirtió durante el cuarto de hora de cortesía que otorgan las tendencias en la mejor banda de chicas desde las Runaways. En abril vuelven por tercera vez con Share your joy, "un disco más limpio que recuerda al sonido de los setenta", dice Ramone. Un trabajo que no viene precedido de la coletilla de lo novedoso. "Casi nos viene mejor", añade.

Las 10 canciones están salpicadas de la inventiva de Ramone, autora de letras como la de Vanishing of times, en la que proclama reiteradamente sentirse indiferente al paso del tiempo con más ironía que parsimonia ante los cambios. "Me inspiro en mi vida, en la de la gente que me rodea y en la de personas que me invento", relata la cantante. "No soy consciente de lo que escribo hasta que lo escucho".

Así le pasó con Sixteen Ways, una versión de la banda americana de rock de principios de los ochenta Green on Red. "Estuve ensayando varias versiones por mi cuenta. Les enseñé el resultado a mis compañeras y les gustó. Como necesitábamos otra canción para el disco, decidimos incluirla".

Aunque en la música de Green on Red soplan los vientos del desierto de Tucson (Arizona), los acordes de Vivian Girls suenan inequívocamente a la vibrante escena del Brooklyn del siglo XXI. Ese lugar que, en palabras de Ramone, la prensa especializada se ha encargado de situar en el mapa perjudicando más que ayudando a sus bandas. "La escena se dio la vuelta hace dos años. Se espera algo de Brooklyn que determina el tipo de música que se está haciendo". Aun así, la cantante se aferra a la idea de comunidad que impera en esta zona de Nueva York de la que también salieron The Strokes, The Shangri-Las o Roy Ayers.

Otra de las cualidades de estas neoyorquinas es la hiperactividad creativa. Goodman mantiene un álter ego musical (La Sera, suenan "más suave"), Campbell milita en la banda de surf Coasting; y Ramone es parte de The Babies. "Y tenemos más proyectos en mente, pero no los voy a desvelar". Tal vez den algunas pistas durante la gira Heineken Music Selector que las llevará por otras cinco ciudades: Madrid (hoy), Barcelona (mañana), Toledo (31 de marzo), Palma de Mallorca (1 de abril) Vigo (2 de abril).

De izquierda a derecha, Cassie Ramone, Katy Goodman y Fiona Campbell, componentes de Vivian Girls.
De izquierda a derecha, Cassie Ramone, Katy Goodman y Fiona Campbell, componentes de Vivian Girls.

Sobre la firma

Ana Marcos

Redactora de Cultura, encargada de los temas de Arte. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue parte del equipo que fundó Verne. Ha sido corresponsal en Colombia y ha seguido los pasos de Unidas Podemos en la sección de Nacional. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS