Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN

Tras la estela de 'Celda 211'

Aitor Luna protagonizará un drama carcelario inspirado en clásicos del género

Tras los pasos de Celda 211. La galardonada película carcelaria protagonizada por Luis Tosar en el papel del recluso Malamadre, es la fuente de inspiración de 2055 -título provisional del nuevo proyecto de Telecinco-, un drama carcelario con una historia de amor como telón de fondo. La serie está protagonizada por Aitor Luna (Gran reserva), actor que saltó a la fama como el subinspector González Montoya en Los hombres de Paco (Antena 3). De policía pasó al mujeriego y juerguista Raúl Cortázar, uno de los hijos de una familia de larga trayectoria vitivinícola en Gran reserva (TVE-1). Antonio Hernández (

El capitán Trueno y el Santo Grial, Los Borgia, En la ciudad sin límites) dirigirá la ficción, que cuenta con todos los alicientes del género: ambiente claustrofóbico, acción, suspense y situaciones de gran dramatismo. El rodaje empezará este verano en un plató de 3.000 metros cuadrados.

La Torre, una plataforma petrolífera en medio del mar y reconvertida en una prisión de máxima seguridad, es el escenario de esta producción de BocaBoca (Al salir de clase, 21 días, Conexión Samantha).

Nacho Faerna, escritor y guionista de las series Amar en tiempos revueltos y El comisario, y de la película La mujer más fea del mundo, es el creador y productor ejecutivo de este proyecto, cuyas tramas transcurren en un futuro cercano y reconocible -de ahí el nombre de 2055- y no de ciencia ficción.

Los personajes se desenvolverán en un mundo dominado por la crisis económica y con el petróleo como fuente de energía casi agotada. Las revueltas sociales y la inestabilidad son moneda corriente. Los Gobiernos empiezan a recortar las libertades civiles y se vuelven tiránicos. En este contexto nace un movimiento de oposición, la resistencia, que se mira en el espejo de la ya centenaria organización francesa frente a la ocupación nazi durante la II Guerra Mundial. En sus filas milita un puñado de gente joven e idealista que se opone a la deriva del sistema.

Daniel (Luna) es uno de los líderes de la resistencia. Ha sido perseguido y encarcelado en una plataforma ya inservible, aislada en el mar y convertida en una especie de Guantánamo, donde cualquier tipo de garantía constitucional es una entelequia. Lleva cinco años encerrado en La Torre. Pero su vida va a cambiar. Anna, su novia, decide urdir un plan de fuga. Para ello se introduce en los muros de la prisión como funcionaria. A los módulos de La Torre solo van los reclusos más peligrosos, aunque algunos de ellos están condenados injustamente. Los guardianes allí destinados forman la escoria de los carceleros. Los más inhumanos y violentos.

Así arranca 2055, serie que bebe de algunas películas clásicas de un género de gran tradición en Hollywood como La fuga de Alcatraz, Pena de muerte o La gran evasión. En televisión Oz, una premiada serie de HBO, o Prison Break son también buenos ejemplos.

La compañera femenina todavía está en el aire. Lo que ya está cerrado es el equipo técnico, que cuenta con nombres consagrados. El director de arte es Benjamín Fernández, que ha trabajado en películas como Indiana Jones y la última cruzada, Alien, Los otros, Mar adentro y Carmen. El diseño del vestuario está a cargo de Bina Daileger, responsable del vestuario de Todo sobre mi madre y Volver (de Pedro Almodóvar), Princesas (de Fernando León de Aranoa), Biutiful (González Iñárritu) o Che (Steven Sodenbergh). Javier Salmones (La lengua de las mariposas, Sofía, Marisol) estará al mando de la fotografía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2011