Los fusilados por Franco en Alicante salen del anonimato

Un memorial en el cementerio recuerda a 724 asesinados entre 1939 y 1945

"Lo fusilaron en la prisión de Alicante". A Bonifacio Montesinos se le hace un nudo en la garganta mientras recuerda el asesinato de su padre, del mismo nombre. Era un industrial de Petrer, menciona tras sobreponerse a la impresión de localizarlo inscrito en el Memorial. "Estoy muy emocionado. Son muchos años recordándolo. Es la flor que faltaba", añade visiblemente emocionado.

Como Bonifacio, muchos familiares de republicanos fusilados entre 1939 y 1945 en Alicante acudieron ayer por la mañana al cementerio de la ciudad para participar en el descubrimiento del memorial en honor de los asesinados por el franquismo. Son 724 personas enterradas principalmente en la parcela número 12 del camposanto y donde también están los restos de alicantinos muertos en el bombardeo de la aviación fascista italiana en el Mercado Central el 25 de mayo de 1938.

Lucía Izquierdo exige que se cambie o se anule la Ley de Memoria Histórica

La Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica ha localizado, fruto de una investigación desarrollada en el último año y medio, los nombres y la ubicación de estos fusilados en los archivos del Ayuntamiento y del Gobierno. Desde ayer todos se reivindican públicamente. "Es una deuda que tenemos todos", resumía Luis Pesquera, de la Comisión.

El acto fue concurrido y emotivo. Familiares de algunos de los fusilados recordaron en voz alta a sus seres queridos y el motivo de su desgracia. "21 de mayo de 1940. Ginés Pérez. Lo asesinan con otros compañeros solo por ser bueno, honrado y del Partido Comunista. Soy nieta de Ginés pero todos sois sus hijos y lo que hacemos hoy aquí no es lo último que podemos hacer, es lo primero. Ellos lo que empezaron no lo terminaron", defendió desde la tarima una joven con lágrimas en los ojos.

Militantes del PSOE, de UGT, de la CNT o del PCE, pero también ciudadanos sin afiliación definida, forman parte de la lista de fusilados. Industrial, barbero, tejedor, jornalero, agricultor, zapatero, salinero, ama de casa o barbero, junto a guardias civiles, funcionarios, militares, maestros o ferroviarios. Eran muchos y variados los perfiles de quienes murieron por defender sus ideas republicanas. Y llegaron de toda la provincia y de otras partes de España, según la lista de la Comisión. "Por ellos y por todos los que defendieron la República con su vida", gritó en su turno de intervención una vecina de Callosa d'En Sarrià. La música y los viva a la República salpicaron el homenaje.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Al acto, que contó con representantes del PSPV-PSOE, de EU y de los sindicatos CC OO y UGT, acudió también Lucía Izquierdo, la nuera de Miguel Hernández. "Mi corazón y mis sentimientos están con los asesinados por la República ¿Por qué tanto asesinato? Las muertes de aquí como las de otros sitios, las de las fosas, son también muertos de la familia de Miguel Hernández", defendió en su intervención. Izquierdo recordó que hoy es el aniversario de la muerte del poeta oriolano, de su "asesinato porque lo dejaron morir vilmente". Y reclamó que la Ley de la Memoria Histórica, que tildó de "vergonzosa", "se modifique o se anule".

"Silencio que naufraga en el silencio / de las bocas cerradas de la noche. / No cesa de callar ni atravesado. / Habla el lenguaje ahogado de los muertos". La estrofa, del poema El tren de los heridos de Hernández, se sumó al memorial y al homenaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS