Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las multas también caen hasta un 48% en las carreteras

Los radares detectan menos infractores en vías no afectadas por el límite de 110

La precaución o el temor a ser sancionado por exceder el nuevo límite de velocidad de 110 kilómetros por hora, adoptado para ahorrar energía, han contagiado a las carreteras convencionales. Mientras que durante la primera semana en la que rigió la nueva norma -entre el 7 y el 13 de marzo- las denuncias de radares fijos cayeron en un 62%, en las carreteras convencionales, donde se puede circular a un máximo de 100 por hora, el porcentaje de reducción ha sido de un 48% durante los primeros 15 días, según un informe oficial al que ha tenido acceso EL PAÍS.

De las 3.873 multas que efectuaron los cinemómetros fijos en este tipo de vías entre el 21 y el 27 de febrero, la cifra descendió a 2.514 durante los primeros siete días de aplicación de la nueva velocidad máxima. Una semana después, la caída siguió acentuándose y las multas disminuyeron un 48%, hasta 1.968.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó ayer en el Pleno del Congreso este descenso y lo atribuyó a que "la gente está respetando los límites no solo en las autovías, sino también en las carreteras convencionales", si bien las cifras no permiten concluir que las multas descenderán de manera generalizada durante todo el periodo de aplicación del nuevo límite, que durará, al menos, hasta el 30 de junio. "Y estamos ahorrando gasolina", apostilló Rubalcaba, que celebró que la polémica sobre el límite de 110 por hora haya introducido el debate sobre la conducción eficiente, que permitirá ahorrar más combustible.

Sin embargo, la diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, puso en duda este descenso de sanciones por exceso de velocidad y tildó la medida de los 110 de "ridícula, inapropiada y un tanto nostálgica" porque recordaba a la España de Franco, que también redujo la velocidad para ahorrar combustible y, según la diputada, "fracasó".

Y mientras las multas bajan, las cifras de siniestralidad vial se mantienen. Aunque en lo que va de año han muerto en la carretera nueve personas menos que en el mismo periodo de 2010, en marzo, al igual que sucedió en febrero, el número de fallecidos supera a los del año pasado.

El director de Tráfico, Pere Navarro, compareció ayer en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso para presentar la nueva estrategia de los próximos 10 años, orientada a cumplir el propósito de la Unión Europea de reducir a la mitad el número total de víctimas de tráfico. La estrategia, que incluye 172 medidas concretas, se centrará, entre otras prioridades, en los usuarios más vulnerables -niños, mayores de 65 años, peatones y ciclistas-, la mejora de las carreteras convencionales o la reducción a cero víctimas en los accidentes y atropellos en ciudad.

Denuncias de radar

En carretera convencional:

- Del 21 al 27 de febrero: 3.873.

- Del 28 de febrero al 6 de marzo: 3.736.

- Del 7 al 13 de marzo: 2.514.

- Del 14 al 20 de marzo: 1.968, un 48% menos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2011

Más información