Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aeropuerto de Alguaire, ¿hay alguien ahí?

Un avión de Ryanair que llegó con adelanto tuvo que sobrevolar Lleida durante media hora porque la torre de control estaba cerrada y sin controlador

Un avión de la compañía Ryanair que cubría la ruta Milán-Lleida tuvo que sobrevolar el pasado domingo la zona del aeropuerto de Alguaire durante más de 30 minutos porque llegó antes de la hora prevista y los controladores encargados de dirigir la maniobra de aterrizaje aún no habían ocupado su puesto de trabajo en la torre de control.

El piloto del aparato se encargó de comunicar la incidencia a los 108 pasajeros que regresaban de Milán. "Siento darles una mala noticia. En este momento no hay nadie en el aeropuerto, por lo que tendremos que sobrevolar Lleida durante aproximadamente media hora. Tranquilos, no se preocupen porque tenemos suficiente combustible", les tranquilizó. El avión de Ryanair procedente de Milán tenía prevista su llegada a las 14.45 horas, pero sobre las 14.10 horas el piloto anunciaba al pasaje que podían abrocharse los cinturones porque minutos después iba a tomar tierra en el aeropuerto de Lleida-Alguaire. Posteriormente les comunicó que la instalación estaba cerrada y que iban a dar vueltas hasta que llegaran los controladores.

La Generalitat, titular del aeropuerto, ha restado importancia al incidente y ha admitido que los controladores no estaban en su puesto de trabajo, pero porque el vuelo se había adelantado más de media hora. "No hubo negligencia por ninguna de las partes", señaló ayer un portavoz del Departamento de Territorio. La misma fuente explicó que, al estar operativo el aeropuerto solo en determinadas horas y días de la semana, los controladores inician su jornada en la torre de control minutos antes de la llegada o despegue de los aviones, y de esa forma no hay necesidad de que estén todo el día en el aeropuerto. El delegado de la Generalitat en Lleida, Ramon Farré, dijo que lo ocurrido el domingo, que un avión llegue con tanta antelación, es un hecho excepcional que no se había producido antes durante el año de funcionamiento del aeropuerto. "Fue una incomodidad para los viajeros, pero en ningún momento supuso inseguridad o riesgo", añadió.

En el aeropuerto de Lleida-Alguaire operan actualmente dos compañías, y solo los viernes y los domingos: Vueling, que vuela a Palma de Mallorca, y Ryanair, que cubre las rutas a Milán-Bérgamo y Francfort-Hahn. Vueling, que eliminó meses atrás el vuelo a París y otro a Barcelona (con una ocupación media de cinco pasajeros), dejará Alguaire a finales de mes y pasará su servicio a Air Nostrum, con aviones más pequeños. Ryanair también ha anunciado su marcha para el 1 de junio y, de momento, sus rutas simplemente desaparecerán. La aerolínea exige para continuar una subvención de 60 euros por pasajero, frente a los 20 pactados, y un mínimo total garantizado en ayudas de 2,2 millones anuales, cuatro veces más de lo que recibió en 2010, primer año de funcionamiento de Alguaire.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 2011