Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda de la Generalitat crece un 22,7% en 2010

La deuda de la Generalitat valenciana alcanzó los 17.600 millones de euros al cierre de 2010, cifra que arroja un aumento anual del 22,7% en términos relativos y de 3.255 millones de euros en términos absolutos, según datos que difundió ayer el Banco de España.

La deuda de la Comunidad Valenciana representa el 17,2% del PIB regional, una proporción respecto a la riqueza regional que es superior a la de cualquier otra comunidad autónoma. La deuda del conjunto de las comunidades autónomas representa el 11% del PIB nacional.

La Consejería de Hacienda difundió una nota al respecto. "El incremento de la deuda que ha experimentado la Comunidad Valenciana durante el año 2010 se ha debido en gran medida a la emisión de bonos minoristas del pasado mes diciembre, por un importe de 1.500 millones de euros". Una opción de financiamiento a la que recurrió la Generalitat ante la imposibilidad de colocar emisiones de deuda en los mercados tradicionales.

Hacienda señala que el aumento de la deuda de la Generalitat "corresponde" a las cifras autorizadas por el Estado. Incluso apunta que el aumento de la deuda es menor en la Comunidad Valenciana que en el resto de autonomías, algo que es cierto en términos relativos. Pero en términos absolutos solo crece más la deuda de Cataluña.

Empresas públicas

La deuda de las empresas públicas creció un 32,3% en 2010 hasta alcanzar los 3.068 millones de euros. Hacienda justificó el alza en la modificación de los criterios de contabilidad del Banco de España en 2010 para incorporar a las ferias entre las empresas públicas dependientes de los gobiernos autónomos, cuando antes se consideraban instituciones municipales.

Paula Sánchez de León, portavoz del Consell, aseguró que "detrás de los números hay realidades cualitativas" y dijo: "Si hay deuda en la Comunidad Valenciana es porque ha habido inversión en infraestructuras, servicios, sobre todo en el área social, y hemos seguido creciendo y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos".

Mireia Mollà, diputada del Grupo Compromís, calificó los datos como "lamentables" y replicó a la consejera portavoz: "Lo grave es que este enorme endeudamiento de la Generalitat, no sirve para mejorar la calidad de vida, el bienestar de la ciudadanía, ni para crear empleo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2011