Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ELENA PALACIOS | Primera mujer que dirigirá una comisaría en la región

"Intentaré dejar mi impronta femenina en el cargo"

La inspectora jefe Elena Palacios (Cáceres, 1960) será a partir de hoy la primera mujer que se pone al frente de una comisaría de policía de la región, en concreto, la de Aranjuez (55.000 habitantes). Tras haber pasado 29 años en la Policía Judicial, Palacios reconoce que dirigir a más de un centenar de agentes "es un cambio importante y un nuevo reto profesional".

Ha dirigido durante 10 años el Servicio de Atención a la Familia (SAF), que se encarga de los delitos cometidos contra las mujeres y contra los menores. En su haber cuenta, entre otras, la detención de los violadores del Parque del Oeste. Ha recibido distinciones como la medalla al mérito policial con distintivo rojo, uno de los galardones más valorados por la policía. Goza de un gran prestigio, tanto dentro como fuera del cuerpo y a nivel nacional e internacional.

En su haber cuenta la detención de los violadores del Parque del Oeste

Ahora, su nuevo destino le obligará a tratar todo tipo de especialidades, como Seguridad Ciudadana y Policía Científica. "Es una comisaría nueva, con gente muy joven y con unos cargos intermedios de cierta edad y experiencia, que espero que me ayuden a afrontar todo esto, que es nuevo para mí", comentó ayer por la tarde, mientras colocaba sus objetos personales y las últimas cajas en su despacho.

"Ya he tenido el primer acto, que fue la inauguración de un centro de acogida de menores, y he podido comprobar que a la policía se nos quiere en el municipio. Todo el mundo se ha mostrado muy receptivo con mi presencia", aseguraba la inspectora jefe. Uno de sus primeros cometidos será reunirse con todos los colectivos de la ciudad. De hecho, ya les ha mandado un saludo (carta de presentación) y tiene previsto mantener un contacto directo con ellos. "Mi intención es hablar con todo el mundo y buscar soluciones entre todos. Es fundamental en nuestro trabajo explicar a los vecinos lo que vamos a hacer para montar estrategias que puedan eliminar cualquier problema", añade Palacios.

La responsable policial reconoce que Aranjuez es una ciudad tranquila, en la que los índices de inseguridad son muy bajos. "Mi intención es mantenerlos e incluso mejorarlos, si se puede. No voy a cambiar lo que funciona y, desde luego, voy a mantener una coordinación total con la Policía Local. Ellos tienen muchos medios y están muy presentes en la calle", destaca. "Desde luego, intentaré dejar mi impronta femenina en el cargo", añade.

Un aspecto en el que piensa incidir más es en aumentar la prevención del delito. Para ello será fundamental el área de Seguridad Ciudadana y que los agentes sean visibles en las distintas partes del municipio.

"Se trata de un cambio total. Voy a pasar de una especialización muy grande como es la Policía Judicial a tener que dirigir una comisaría con todos los aspectos que ello conlleva, sobre todo porque son ámbitos profesionales muy distintos. Es un cambio radical, pero me atrae mucho el afrontarlo", concluye la inspectora jefe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2011