Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:LIGA DE CAMPEONES | Vuelta de los octavos de final

Mourinho contra las urgencias

El técnico no quiere ante el Lyon un Madrid obsesionado por la Copa de Europa

Dice José Mourinho que pasados los octavos de final es cuando la gente empieza a soñar. Sostiene que los octavos te cambian las sensaciones, que hacen que te des cuenta de que la meta está cerca. El Madrid no supera esa barrera desde 2004. Y se encomendó a Mourinho, el hombre de las eliminatorias directas, también para eso. Ha ganado dos Copas de Europa con dos equipos diferentes, Oporto e Inter. Con ambos, eso sí, en su segundo año en el banquillo. "Es el partido de mañana [por hoy] lo que lo decide todo, no la historia del Madrid de los últimos años", afirmó ayer.

¿Y quién se juega más: Mourinho o el Madrid? Según el técnico, los dos. Interpreta que ni su currículo ni el del conjunto blanco se verían afectados por la eliminación ante el Lyon: "El Madrid es el campeón de los campeones en Europa: tiene nueve Copas. No necesita más para seguir siéndolo, pero quiere ganar. Y Mourinho está entre los tres técnicos que han ganado dos Champions con dos equipos distintos. Aun perdiendo, seguirá estando en la historia de la competición, pero quiere más".

MÁS INFORMACIÓN

Mourinho lleva un mes asegurando que, si la temporada acaba sin títulos, no pasa nada; que lo importante es dar la sensación de que el equipo se puede acercar a los títulos. En realidad, competidor donde los haya, sabe que el Madrid no puede permitirse otro año en blanco. Y menos en Europa, su gran escenario. El escenario, también, que ha hecho grande al portugués. Hoy cumple 50 partidos con el Madrid (ha ganado 37) y los cumple en el Bernabéu, el estadio en el que se proclamó campeón de Europa con el Inter en 2010. Cuarenta y cinco años llevaba el club italiano sin levantar la orejona. Infinitamente más que el Madrid sin pasar de los octavos. Aun así, las exigencias y la presión son muchos más grandes en Chamartín. "Si el Madrid, que ha ganado nueve Copas de Europa, está obsesionado con eso, imagínese los que no la han ganado nunca", comentó irónico. Le gusta a Mourinho quitar presión no solo al equipo, sino también a él mismo: "La décima llegará con naturalidad y trabajo. Y con ilusión. El año pasado, con el Inter, jugamos contra un equipo [el Barça] que estaba obsesionado con jugar la final del Bernabéu. La jugamos nosotros porque no teníamos obsesión, sino ilusión. Y, si no es este año, será el siguiente. No es nada grave. Lo grave es lo de Japón...".

Por segundo año seguido, el Madrid se juega el pase a los cuartos contra el Lyon y en su campo. Chamartín no ha fascinado aún a Mourinho. El ambiente en la Premier y el calcio es otra cosa. "El Bernabéu que yo conozco es tranquilo. Aplaude si jugamos bien, pero hasta ahora no lo he visto jugar con nosotros. Me dicen que en los momentos clave responde. Ahora es uno de ellos, el momento de la verdad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2011