Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIAS | CiberP@ís

Seguridad, ocio y servicios, propuestas españolas en CeBIT

Una veintena de empresas presentan sus productos en el certamen alemán

La participación ha bajado sensiblemente. En 2010, fueron 72 las empresas españolas presentes en CeBIT, la feria internacional de innovación tecnológica. Era lógico, porque España fue entonces el país invitado. En esta ocasión Turquía ha tomado el relevo y las empresas españolas que han acudido a Hanóver son 23.

Ganetec es una de las más innovadoras. Comercializa en exclusiva para Europa una tecnología estadounidense de reconocimiento del iris en tiempo real. "Así no hacen falta las tarjetas de empleado, y sirve también para reconocimiento. En los hoteles pueden saber cuándo entra un huésped especial, por ejemplo. En los casinos se usa para detectar posibles tramposos", explica Miguel Mora, su consejero delegado, al tiempo que lamenta lo poco que se usa esta tecnología en España. "En Alemania tenemos varios acuerdos firmados, pero en España apenas hay inversión porque hay miedo. Todo el mundo espera a que vengan tiempos mejores".

Arisoft fabrica simuladores de conducción para las autoescuelas

El i1Eco recarga la batería de dos aparatos a la vez: por USB y clavija

Su aparato estrella es un lector de venas de la mano. No se trata de predecir el futuro, sino de verificar la identidad. Pablo García Matamoros, de la misma empresa, indica que es más fiable que los lectores de huella digital, y más económico que los sistemas basados en tarjetas. Su vecino de feria es Pedro Rodríguez, cuya empresa Internet Kioskos cumple 10 años. Se dedica a la fabricación de aparatos de venta de entradas. Aunque están en proceso de exportación de terminales a Reino Unido, Alemania y Francia, en España no les va mal. Son los fabricantes de los dispensadores de ServiCaixa.

Muchas compañías españolas presentes en CeBIT van de la mano de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (SETSI) y del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), que corren con el 68% de los gastos. Aun así hay quien vino en 2009 y repite en 2011, pero faltó el año que España tuvo un hueco especial. Sancho Lerena, de Ártica, asegura que ese año le salía más caro. Esta empresa hace software de monitorización de centros de datos y auditoría de sistemas.

Junto a esta se encuentra Mobile Fleet, que ofrece servicios de seguimiento de vehículos. Su aplicación funciona con móviles Java, iPhone, Palm, Android y Blackberry. Además, cuentan con un servicio especial -muy apreciado entre los transportistas- para detectar si se está forzando la apertura del depósito de combustible. "Tenemos que buscarnos la vida porque en España falta mercado. Quienes creen que CeBIT es para Alemania se confunden. Es verdaderamente internacional. El año pasado salimos con clientes de México, Chile, Bélgica y Marruecos", explica el director comercial de Mobile Fleet, Raúl González.

Varios expositores se quejan del coste de Internet en su stand: casi 500 euros por toda la semana. No es el caso de Albentia, una empresa de Leganés, que hace módem y repetidores WIMAX, la tecnología inalámbrica cuyo rango de emisión alcanza varios kilómetros.

Si ha habido una empresa que ha tenido público siempre y hasta colas para probar sus aparatos ha sido Arisoft, fabricante de software y hardware de simulación para autoescuelas. Los jóvenes alemanes iban descubriendo los túneles de Madrid como si fuese una Play Station.

Los sevillanos de Wellness Telecom no dan abasto en CeBIT. Tienen proyectos en México, aunque el más especial reside en República Dominicana: un sistema de comunicación entre móviles sin conexión a la Red para una comunidad de 300.000 habitantes. Wellness se dedica a la gestión de recursos urbanos, destrucción de residuos y plataformas de gobierno abierto (que permite la comunicación entre políticos y ciudadanos) y la media de edad de sus empleados es de 28 años.

Desde hace dos años IDAPT va por su cuenta. Viajó al CES de Las Vegas, a la Macworld de San Francisco y al Mobile World Congress de Barcelona. Cuenta con fábrica de cargadores en China y, aunque son españoles, vienen al margen de la delegación oficial. En CeBIT presentan un modelo ecológico de cargador doble. El i1Eco es capaz de llenar la batería de dos aparatos a la vez, uno por el puerto USB y otro directamente de la clavija. Desde el embalaje hasta los cables, todo biodegradable.

La feria, donde también han participado las grandes empresas españolas del sector, Indra y Telefónica, termina hoy sábado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de marzo de 2011