Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empresario admite pagos de 1,6 millones en Suiza a Gürtel

Sufi recibió de López Viejo una contrata de 48 millones

El presidente de la empresa Sufi, SA, Rafael Naranjo, afirmó ayer ante el juez Antonio Pedreira que pagó 1,6 millones de euros en una cuenta en Suiza a nombre de los directivos de la red Gürtel, según explicaron ayer fuentes jurídicas conocedoras de su declaración. Este dinero correspondía supuestamente al pago de una comisión del 3% por la adjudicación en 2002 del servicio de recogida de basuras en el distrito de Moratalaz (Madrid) por 48 millones de euros. El encargado de la concejalía de Limpieza entonces era Alberto López Viejo, exconsejero de Deportes y exviceconsejero de Presidencia del Gobierno de Esperanza Aguirre. López Viejo está imputado en el caso Gürtel por el cobro de comisiones de la red corrupta a cambio de la adjudicación de numerosos contratos a dedo para organizar los actos institucionales en los que participaba Esperanza Aguirre.

Naranjo dice que algunos Consistorios pedían dinero para publicitar proyectos

Naranjo, uno de los empresarios imputados en Gürtel por pagos a la trama para conseguir contratas, no especificó la cuenta ni el banco de Suiza en los que depositó el dinero, según explicaron ayer fuentes jurídicas. En una anterior declaración ante Pedreira, Naranjo había admitido pagos de comisiones del 3% pero lo había vinculado a las obligaciones que imponía el Ayuntamiento de Madrid para dedicar ese dinero a publicidad institucional. Tras su declaración de ayer, el dueño de Sufi se convierte en el primero de la decena de empresarios imputados que reconoce abiertamente haber pagado comisiones ilegales a cambio de contratos.

Otro empresario también imputado, Alfonso García Pozuelo, ha reconocido implícitamente haber pagado comisiones a la trama de Correa, ya que recientemente regularizó su situación con Hacienda pagando 23 millones de euros por cuotas defraudadas en los últimos años. Hacienda le pidió ese dinero por delitos fiscales antiguos y también contabilizó en ellos, a la hora de fijar la deuda tributaria, todas las anotaciones de dinero negro que constan en el sumario de Gürtel como entregadas por García Pozuelo a Correa.

Preguntado ayer por las partes, Naranjo reconoció que conocía al todavía diputado autonómico Alberto López Viejo pero negó que tuviera relación con los cabecillas de Gürtel.

Informes policiales que constan en el sumario que instruye Pedreira acreditan pagos de Naranjo a la red, basados en anotaciones halladas en la contabilidad B de Correa, por importe de al menos 1,2 millones.

En su primera declaración ante el juez, efectuada hace varios meses, Naranjo justificó el pago de comisiones en que entonces había Ayuntamientos del PP que exigían en los pliegos de adjudicación de contratos el abono de unas partidas del 2% o 3% para publicidad e información de sus proyectos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 2011