_
_
_
_
_

López reconduce su discurso sobre las cajas tras la intervención de Jáuregui

"Apostamos por una fusión a tres, pero fría", apunta ahora el 'lehendakari'

El lehendakari, Patxi López, tuvo ayer que salir al paso de la nueva polémica abierta por los representantes de su partido en el Gobierno central y reconducir el debate sobre la fusión de las cajas que el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, animó el jueves con una posición más próxima a los nacionalistas que a sus compañeros vascos.

López precisó ayer que la apuesta de su Ejecutivo es la de una fusión fría de las tres entidades vascas, frente a la demanda de una hoy imposible fusión caliente que el PNV ha llevado a primer plano para eludir su responsabilidad en el fracaso de la unión entre BBK y Vital.

El lehendakari reorientó el debate y precisó que la fusión integral, tal y como ahora la ha rescatado el PNV -y a la que Jauregui dio un apoyo más voluntarista que meditado-, no supone la vía más adecuada, por las complicaciones y el alargamiento de los plazos que significaría, cuando la rapidez de acción resulta de primera importancia en este momento de cambio profundo en el sector. "No habrán oído al Gobierno negarse a la fusión" de las tres cajas, aclaró. "Dijimos que, siendo realistas, a día de hoy es más fácil la fusión fría".

El PP asegura que "igual la fusión de las cajas tiene que ser templada"
Más información
Manual de buenas prácticas contra el fraude fiscal

El lehendakari comparecía para hacer balance de su ronda de partidos y respondió así a las preguntas sobre una eventual discrepancia entre el Gobierno central y el vasco en un asunto que ocupa un lugar destacado en la agenda del Ministerio de Economía y Hacienda.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

López desmintió tal extremo y sostuvo que trató en su día la cuestión con la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, quien por ello conoce de primera mano la posición vasca. El lehendakari reiteró que una fusión plena, además de complicaciones y retrasos, implicaría la desaparición de las tres actuales marcas, con lo que existiría el riesgo de un rechazo social "que podría paralizar la operación".

A esta tesis se apunta el PP, sobre todo en Álava, provincia en la que ya se opuso a la fusión plena en 2005, arrastrando en su rechazo al PSE. Ahora, sin embargo apoyaba totalmente la unión fría entre BBK y Vital. De hecho, le dio vía libre tras numerosas reuniones al más alto nivel en las que la desconfianza hacia una operación en la que Vital perdiera la identidad dio paso a un acuerdo prácticamente total con el nuevo esquema empresarial y la creación de un banco entre ambas entidades.

El PP, que no aceptará ninguna fórmula que suponga perder la marca de cada entidad en su territorio, tampoco se opone a que esta fórmula alcance a las tres cajas. Entre fría y caliente, el secretario general de los populares vascos, Iñaki Oyarzábal, se quedó ayer en medio y apuntó que "igual la fusión tiene que ser templada" considerando en tono constructivo que lo que cuenta es "que las alianzas sean positivas".

El problema para la entrada de Kutxa en una operación de ese tipo es el PNV guipuzcoano. El partido que dirige Joseba Egibar rechazó la alianza que tenían ultimada los presidentes de BBK, Mario Fernández, y Vital, Carlos Zapatero, posiblemente porque no creía que iban a llegar tan lejos y, al final, la ha boicoteado directamente para dejar a la Vital en la peor de las situaciones posibles. Aunque la lavesa es una caja muy solvente, es la más pequeña de las tres entidades vascas y, por lo tanto la más vulnerable.

Oyarzábal terció en la disputa también para anunciar que el PP espera reunirse en breve con el PNV -con los socialistas ya lo ha hecho- para proponer un acuerdo "en lo que sí se puede avanzar. Hay que dejar de dar bandazos", indicó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_