Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negociación entre Camps y Alarte queda bloqueada

Los socialistas exigen medidas concretas de recorte y ahorro

Los representantes del líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, no volverán a reunirse con los del gabinete del jefe del Consell, Francisco Camps, si no se ponen sobre la mesa medidas concretas de recorte del gasto público y de saneamiento de la Administración autonómica. Así lo expresaron ayer, tras la cuarta reunión entre los equipos de ambos dirigentes en busca de acuerdos conjuntos contra la crisis.

Los socialistas, que presentaron inicialmente un documento con algunas propuestas de recorte y ahorro, rechazan el documento elaborado por la Generalitat porque no concreta medidas en ese sentido. Ayer se planteó la posibilidad de avanzar en alguna iniciativa con compromisos presupuestarios, pero los representantes de Camps se negaron. "Mientras nosotros reclamábamos una revisión y auditorías sobre empresas públicas como Ciegsa, el Consell aprobaba el viernes una ampliación de capital de 57,6 millones, que eleva el endeudamiento de la empresa a 2.045 millones de euros", explicó Josep Moreno, jefe de gabinete de Alarte, tras la reunión. "Mientras pedimos un recorte en eventos superfluos y otras comunidades replantean su participación en algunos espectáculos, aquí pagamos a Bernie Ecclestone más que en otros sitios. Mientras proponemos un plan de saneamiento y reducción de la Administración, nos enteramos de que Camps tiene un equipo de imagen de 110 personas, que cuestan cinco millones. Si lo que quieren es apoyo para reformar el Estatut d'Autonomia, ya lo tienen, porque los socialistas apoyaremos todo lo que redunde en beneficio de las inversiones y las infraestructuras para los valencianos, pero no volveremos si no es para impulsar soluciones que dispongan de recursos".

Nuria Romeral acusó a los socialistas de "dilatar" el proceso

Horas antes de la reunión, la portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, había asegurado que el Gobierno autonómico mantenía "intacta" su voluntad de llegar a acuerdos con el PSPV-PSOE. La secretaria autonómica de Comunicación, Nuria Romeral, que participó con el jefe de gabinete de Camps, Pablo Landecho, en la reunión, acusó a los socialistas de querer "dilatar" el proceso y de haber acudido "sin los deberes hechos".

Los representantes de Alarte, Fernando Alabadí y Josep Moreno, a su llegada a la Generalitat. / josé jordán

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de febrero de 2011