Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una ruta con 4.000 años de historia

Hallados vestigios prehistóricos en las obras de la autovía del Olivar en Baeza

Los trabajos arqueológicos que se llevan a cabo con motivo de las obras de la autovía del Olivar, en las cercanías de Baeza (Jaén), han dejado al descubierto vestigios de una decena de asentamientos humanos de distintos periodos, desde el Calcolítico a época islámica. Su excavación ha sido realizada por técnicos del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI), con sede en la Universidad de Jaén, que trabajan ahora en la documentación de los restos, parte de los cuales quedarán integrados para su puesta en valor.

Uno de los yacimientos más interesantes excavados en el paraje del Cerro de los Vientos ha sido un poblado calcolítico de planta ovalada en el que se han descubierto 70 estructuras entre cabañas, silos de cereal, tumbas, hogares, áreas de trabajo y defensivas. Su importancia, según Arturo Ruiz, director del CAAI, es que permite conocer una pequeña comunidad en los inicios de la sedentarización humana en el valle del Guadalquivir a lo largo del tercer milenio antes de Cristo.

El descubrimiento incluye cabañas, tumbas, hogares y áreas de trabajo

También se han documentado una cortijada medieval, una necrópolis ibérica con enterramientos de incineración en urnas, restos de poblados neolíticos, construcciones romanas relacionadas con la producción del aceite y una alquería islámica del siglo XI. El caserío islámico se mantuvo en uso después de la conquista de los Reyes Católicos. Fue un pequeño cortijo durante la Baja Edad Media y la Edad Moderna, siendo abandonado en el siglo XVIII. La alquería estuvo, probablemente, destinada al pastoreo y otros trabajos agrícolas.

Otro de los hallazgos ha sido un pequeño poblado neolítico, un poblado y una necrópolis de época visigoda que contiene unas 30 tumbas de inhumación; así como estructuras de época romana entre las que destaca un horno altoimperial con doble cámara de combustión y cámara de cocción, además de otros restos y materiales de época visigoda y emiral.

El delegado provincial de Obras Públicas, Rafael Valdivielso, dijo ayer que estos descubrimientos no van a afectar a la ejecución de las obras de la autovía, de titularidad autonómica. Una vez catalogados y estudiados, los restos arqueológicos se retirarán, ya que están localizados en una zona de desmonte.

Estos restos se unen a los localizados en octubre en otro tramo de la autovía, consistentes en una serie de infraestructuras hidráulicas de la época imperial romana que, según los arqueólogos del CAAI, pueden considerarse uno de los mejores exponentes de la ingeniería hidráulica de la época romana en Jaén.

La autovía del Olivar, que unirá Úbeda con Estepa, tendrá una longitud de 190 kilómetros y supone una inversión de más de 900 millones de euros. Comunicará directamente con otras seis vías de gran capacidad, desde la autovía A-92 a la futura autovía A-32 entre Linares y Albacete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 2011