Reportaje:

La música de lo cotidiano

El cantante Toni Zenet presenta en Málaga 'Todas las calles', su segundo disco

Toni Zenet acaba de salir de un ensayo general con su grupo en Madrid. Atiende vía telefónica a este periódico mientras se dirigen, cargados de instrumentos, a un bar cercano al local de ensayo donde reponer fuerzas. El cantante malagueño Toni Zenet (1967) anda ya inmerso en la gira de presentación de su segundo trabajo discográfico, Todas las calles (El Volcán, 2010), con el que espera revivir el éxito del celebrado Los mares de China, álbum debú con el que fue Artista Revelación de los Premios de la Música en España 2009 y está a punto de conseguir el disco de oro, algo que hoy en día no es nada fácil para un artista novel.

Todas las calles son 10 peliculitas sonoras en las que, a modo de truhán nostálgico y noctívago, Zenet ama y sufre por los rincones de una ciudad que tiene tanto de Madrid como de su Málaga natal, París, Buenos Aires, Nueva York, La Habana, Lisboa o Río de Janeiro... según los vientos le lleven a uno u otro lado. "No tenemos vergüenza ni pudor para empezar un tema con bossa nova, pasar por el tango y acabar con salsa. Lo importante es que se haga con naturalidad. Y con respeto, claro", aclara Zenet, que presenta su nuevo trabajo mañana domingo en el Teatro Cervantes de Málaga.

"Nuestras letras hablan de las dudas que tenemos", comenta el artista

"Este disco tiene lo mismo que el anterior y es que es Zenet puro. Es decir, en Los mares de China hice lo que me dio la gana pensando que me lo iba a comer con papas fritas, pero luego tuvimos la gran sorpresa de que le gustaba muchísimo a la gente. El disco anterior fue una especie de compendio, ya que incluía siete temas originales, dos de mi anterior formación, Sur S.A., y luego había una versión de Edith

Piaf. Sin embargo, en Todas las calles los 10 temas son originales y, gracias a que trabajamos con un sello independiente, hemos hecho lo que nos apetecía", señala Zenet.

En Todas las calles, asegura, "se refuerza" la fructífera asociación con sus dos íntimos colaboradores y amigos: el guitarrista José Taobada y el letrista Javier Laguna, autor de canciones como Soñar contigo o Un beso de esos, que tanto calaron entre el público. "Tenemos la suerte de que a los tres nos gustan las mismas cosas. Tengo mil historias y Javier, otras tantas. En cierto modo las canciones son un poco nuestra biografía. Javier utiliza como pretexto hablar del amor para hablar al final de la condición humana. El amor es una excusa, porque luego nuestras letras hablan de lo cotidiano, de las dudas que tenemos todos los días, de lo que pretendemos hacer para mejorar y no hacemos... Es una excusa para hablar de las contradicciones humanas", explica el cantante.

Zenet asegura no descuidar tampoco su faceta como actor, a la que llegó tras haber sido vendedor de enciclopedias, animador en alta mar, mimo, camarero y hasta peón de albañil y que le ha llevado a protagonizar El joven Picasso (1994) bajo la dirección de Juan Antonio Bardem o a trabajar bajo las órdenes de Antonio Banderas en El camino de los ingleses (2006). "El cine siempre está ahí. El año pasado participé en La mula, que dirigió Michael Radford, guionista de El cartero y Pablo Neruda, y que aún está por estrenar", recuerda Zenet.

Toni Zenet.
Toni Zenet.JOAN TOMÁS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción