Villarejo: "El sesgo franquista pervive en el Supremo"

Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal jefe Anticorrupción, no se muerde la lengua. Tiene abierta una causa en la Audiencia Provincial de Madrid por críticas anteriores y a pesar de ello ayer insistió en que "el sesgo franquista pervive en el Tribunal Supremo". Solo así se entiende, afirmó, el proceso que se sigue contra el juez Baltasar Garzón en la Sala Segunda del alto tribunal.

Villarejo participaba en la presentación en Valencia de La solidaridad con el juez Garzón (Páramo), obra colectiva coordinada por el ex fiscal que recoge las reacciones nacionales e internacionales ante el proceso abierto contra el magistrado de la Audiencia Nacional por intentar perseguir los crímenes de la dictadura, así como los autos que dictó antes de tener que dejar el caso.

En una abarrotada sala del colegio mayor Rector Peset (a quien Villarejo recordó como una de las víctimas de la represión) de la Universitat de València, Matías Alonso, portavoz de la plataforma valenciana de apoyo al juez Garzón, recalcó la paradoja de que el magistrado vaya a ser "el único juzgado en setenta y tantos años por los crímenes del franquismo". "No se puede aceptar la autoamnistía", añadió el juez José María Tomás i Tío, "hacer justicia es el más fundamental de los derechos humanos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de febrero de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50