Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Golpe a la corrupción en la Costa da Morte

Rueda y Vázquez comprometen la colaboración de sus partidos

El secretario general del Partido Popular, Alfonso Rueda, ha expresado desde Oporto, donde participa en el Plenario de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal, su "respeto a las decisiones judiciales" que motivaron la detención de ocho personas, entre ellos los alcaldes populares de Mazaricos y Fisterra, relacionada con presuntas prácticas corruptas en dichos ayuntamientos y también en Cee. El número dos del PP gallego comprometió la "máxima colaboración" del partido con los jueces y manifestó que, "mientras esté en marcha la operación", el PP mantendrá "el máximo respeto a lo que están haciendo los jueces".

Rueda, quien durante toda la mañana participó en las mesas de trabajo de este organismo transfronterizo, admitió que aún no había tenido ocasión de hablar con los regidores implicados y ni siquiera sabía si tendría posibilidad de hacerlo, dada su condición de detenidos.

La noticia de la operación iniciada ayer en la Costa da Morte que implicó registros policiales en dependencias municipales de Cee, Mazaricos y Fisterra, pilló con el pie cambiado a la delegación de la Xunta, incluidos su presidente, Alberto Núñez Feijóo, y el propio Rueda, quienes se mostraron sorprendidos por las detenciones.

Transparencia

"Desde la representación socialista en todos los ayuntamientos brindaremos la máxima colaboración y transparencia con la justicia", expresó el secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, sobre la investigación. El líder socialista apostó por confiar en la inocencia de los tres Gobiernos municipales hasta que no se demuestre lo contrario: "Quiero creer que a priori todo el mundo hace las cosas bien. Quiero dar garantías también a los independientes y a los socialistas [que conforman el Gobierno de Cee]". Además trasladó su "respeto institucional" para los ayuntamientos del PP.

Vázquez, que compareció antes de que se conociese la detención de los tres alcaldes, no entró a valorar una actuación de la que los socialistas están "pendientes". "Hasta que sepamos realmente que se está buscando, no tengo la dimensión de lo que se está haciendo", explicó. En todo caso, remarcó, "la obligación es colaboración total con la justicia".

El líder socialista pidió tiempo y recordó que otras intervenciones "al final no quedaron en nada", en referencia a la detención en 2009 del alcalde socialista de Castro de Rei (Lugo). Sin embargo, aclaró que no quería insinuar que será ese será el final del caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2011