Las bicicletas exigen su espacio

La tercera 'bicifestación' en tres meses reúne a 2.000 ciclistas en Valencia

Cientos de ciclistas se manifestaron ayer en el centro de Valencia para exigir al Ayuntamiento que preste atención a sus necesidades, para mostrarle que la explosión del ciclismo urbano es una realidad irrenunciable y que la política municipal de movilidad debe cambiarse. Los organizadores, el colectivo Valencia en Bici, calcularon que más de 2.000 personas se unieron a la tercera bicifestación desde noviembre, que salió del Palau de la Música hacia las 11.30 y concluyó un par de horas después frente a la explanada de Nuevo Centro.

El buen clima acompañaba y eso se notó. "Han venido unos 300 ciclistas más que la última vez", estimaba ayer encantada Pilar Hernández. Pilar, de Valencia en Bici, se encargó de cerrar la concentración con la lectura de un manifiesto megáfono en mano. "Tenemos la razón, el clima y pronto tendremos incluso a Rita Barberá de nuestra parte", profetizó. Mientras tanto, se conforman con decir que así no, que el Consistorio debería aprovechar la reforma de las grandes vías para incorporar carriles bici en la calzada, que debería acelerar su instalación en la ronda interior de la ciudad y potenciar los viales ciclistas de las circunvalaciones exteriores.

Más información
La ciudad de los parabrisas

Con la marcha de ayer se vió la relación que mantienen los ciclistas con la ciudad y los conductores. A su paso por la Gran Vía Fernando el Católico, los coches arrinconaron a los ciclistas, los mandaron al carril derecho ante la mirada molesta de los policías locales. Pilar cruzó la barrera de vehículos para quejarse a un agente que los coches pasaban muy cerca de los suyos. Este levantó los hombros y las cejas y se alejó unos pasos. Pilar volvió al grupo sufriendo la regañina de cláxones y algún que otro conductor. Una señora, que esperaba en el cruce de la plaza de España para seguir con su coche por la calle de San Vicente comentó que "sí", que "tiene algo de gracia esto de las bicis, pero si tienes prisa...".

"Esa es la realidad", decía más tarde Pilar junto a sus compañeros de Valencia en Bici. "La policía nos ha obligado a ir por la derecha como si no tuviésemos permiso, cosa que no nos había ocurrido en anteriores ocasiones", criticó.

El colectivo seguirá trabajando para que les hagan caso, para hacer frente común y progresar "desde la propuesta y no desde la protesta", añadió Fernando Mafé, también de Valencia en Bici. Ese frente común pasa por convencer a la federación de asociaciones de vecinos de Valencia de que se implique con su causa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más información en la página 5

Concentración de ciclistas ante el Palau de la Música de Valencia antes de iniciar la marcha reivindicativa.
Concentración de ciclistas ante el Palau de la Música de Valencia antes de iniciar la marcha reivindicativa.JORDI VICENT

Sobre la firma

Pablo Ferri

Reportero en la oficina de Ciudad de México desde 2015. Cubre el área de interior, con atención a temas de violencia, seguridad, derechos humanos y justicia. También escribe de arqueología, antropología e historia. Ferri es autor de Narcoamérica (Tusquets, 2015) y La Tropa (Aguilar, 2019).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS