Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ELVIRA SANZ | Presidenta de Pfizer España | Consejero delegado por un día

"Hay que asegurarse de trabajar en algo que te gratifique"

Entre Elvira Sanz, presidenta de Pfizer, y Carla Esplugues, estudiante de derecho y administración y dirección de empresas, hay química. Se les nota en los ojos; aunque los de la segunda todavía carezcan de la seguridad que los años han conferido a los de la primera. Cuando el fotógrafo les pide que posen para este reportaje, se abrazan por los hombros, como un par de amigas. Incluso se advierte cierto parecido físico entre ellas.

"Nos hemos identificado al pensar en el principio de sus días laborales y el principio de los míos", confiesa la directiva. En esos comienzos sucede algo trascendental, en opinión de ambas: hay que hacer elecciones sobre el futuro. "Ella se lleva algunas ideas acerca de qué decisiones tomar a lo largo de su vida profesional, para asegurarse de que termina en un sitio que le divierte, que le gratifica, en donde se siente útil a los demás", dice Elvira. Y Carla confirma que es la principal enseñanza que se lleva: "Empezamos el día con eso y lo terminamos con lo mismo. De esas decisiones va a depender la vida laboral y también la personal".

Tras una intensa jornada en la que conoce varios departamentos y asiste a un comité de dirección, la joven asegura que "no es cierta la mala imagen que la gente tiene a veces de las compañías farmacéuticas". Dice que se va con una imagen muy positiva y a la vez sorprendente: "Pensaba que los iba a encontrar a todos investigando, con bata y gafas, pero no es así; hay muchos trabajos distintos y cada persona es clave en la función que realiza. Para mí lo más interesante es el marketing".

A la presidenta el día se le hace corto, pero confía en que la conexión establecida vaya más allá: "Hemos hecho todo lo que se puede hacer en ocho horas. Ahora espero que el contacto se mantenga y poder hacer algo más por su vida, además de haberla tenido hoy aquí". -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de enero de 2011