Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA sienta las bases para salvar sus diferencias con Chávez en Venezuela

La financiación inmobiliaria provoca una nueva amenaza de nacionalización

La filial del BBVA quiere resolver los roces intermitentes que surgen con las autoridades de Venezuela. El último incidente ocurrió el pasado miércoles cuando el presidente de la nación, Hugo Chávez, amenazó en un acto público con víctimas de estafas inmobiliarias con nacionalizar la filial del banco español después de que una mujer acusara al Banco Provincial (filial del BBVA) de denegar un crédito para financiar una vivienda. Chávez, teléfono en mano, conversó en directo con Pedro Rodríguez, presidente del banco, y le emplazó a reunirse con ese colectivo de personas y un representante del Gobierno para arreglar la situación bajo la amenaza de nacionalizar la entidad bancaria.

Pedro Rodríguez, aceptó la reunión que ha servido para sentar las bases de un acuerdo. Se han creado dos mesas de trabajo para tratar de corregir el retraso en la construcción del complejo residencial San José de El Avila, situado en Caracas. Este complejo inmobiliario ha sido el detonante del conflicto del banco con el Gobierno de Chávez. El mandatario venezolano considera que la empresa estaría incumpliendo un decreto sobre créditos hipotecarios y la financiación de planes de vivienda para los estratos sociales bajos.

"Acabamos de tener una reunión, una mesa de trabajo, donde se han sentado las bases para que mañana, o como tope el próximo lunes, tener resuelto el problema", declaró Rodríguez a la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de enero de 2011