Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los auditores ponen en duda la viabilidad de Mediapro

La compañía audiovisual multiplica por 13 sus pérdidas

El informe de auditoría de las últimas cuentas de Mediapro alertan sobre la viabilidad futura del grupo audiovisual, debido a la sentencia que le obliga a pagar 97 millones de euros a Audiovisual Sport (perteneciente a Sogecable, del grupo PRISA, editor de EL PAÍS) más intereses, a raíz de la llamada guerra del futbol, en la que el juez ha dado la razón a Sogecable.

Ante una posible ejecución provisional de la sentencia, la compañía solicitó el pasado junio el concurso de acreedores voluntario (antigua suspensión de pagos). El informe de PricewaterhouseCoopers, recién presentado en el Registro Mercantil, advierte que la sociedad es garante solidario de un préstamo bancario sindicado concedido a Imagina Media Audiovisual (matriz del grupo Imagina, al que pertenece Mediapro) y que, debido a la situación concursal, y el préstamo podría ser "declarado anticipadamente vencido". El préstamo de Imagina Media Audiovisual asciede a 213,2 millones de euros, según explica la compañía en su memoria anual.

La empresa tiene compromisos de pago de 2.669 millones de euros

Los auditores advierten que "existe incertidumbre sobre la recuperabilidad de los activos por impuesto diferido y sobre la capacidad de la sociedad de continuar su actividad de forma que pueda realizar sus activos y liquidar sus pasivos por los importes y según la clasificación con que figuran en las cuentas anuales adjuntas, que han sido preparadas asumiendo que tal actividad continuará".

Además, Mediapro tiene adquiridos los derechos audiovosuales de eventos deportivos hasta la temporada 2014/2015 inclusiva por valor de 2.669 millones de euros (2.584 millones en 2008), lo que equivale a 32 veces sus fondos propios.

Con relación a la financiación recibida para la adquisición de los derechos audiovisuales de clubes de fútbol, Mediapro formalizó con el Institut Català de Finances (ICF), órgano de crédito público de la Generalitat de Cataluña, un préstamo de 21 millones de euros.

La compañía cerró 2009 con unos números rojos de 42 millones de euros, frente a los tres millones que perdió el ejercicio anterior, lo que supone multiplicar por 13 las pérdidas. El importe neto de la cifra de negocios creció de 460,8 a 576,3 millones.

En su memoria, Mediapro afirma que trabaja en una propuesta de convenio con sus acreedores sin quita y con una estimación de espera aproximada de tres años. Hace unas semanas anunció que había llegado a un acuerdo con sus acreedores para pagar íntegramente la deuda ordinaria "en un plazo de 35 meses y sin quitas". PRISA TV advirtió que Mediapro no puede levantar aún el proceso, puesto que la ley lo impide "mientras no estén resueltos todos los incidentes planteados ante el juez".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de enero de 2011