Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

El Sabadell, abierto a posibles compras de cajas

El banco esperará a que las entidades recurran al FROB

La vocación es seguir creciendo, pero sin prisas. El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, no cerró la puerta a aprovechar el proceso de recapitalización de las cajas españolas para hacerse con alguna. "El futuro está abierto", aseguró. Sin embargo, la entidad no quiere apresurarse y esperará a ver todos los movimientos que realicen las cajas en los próximos seis meses, hasta que estas recurran al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) si no han hallado financiación privada. "Lo lógico es no precipitarse y hay que estar receptivo, siguiendo cómo evoluciona el sector", agregó.

Oliu tampoco descartó la absorción de CatalunyaCaixa, pero negó que esta operación haya estado sobre la mesa. La fusión de las dos entidades es una de las preferidas por el Gobierno de Artur Mas, que ve con preocupación que Cataluña pierda músculo financiero, después de que las cajas de Penedès y Laietana optaran por uniones con entidades de otras comunidades. "No hay nada ni previsto ni hablado", insistió Oliu.

La entidad ganó 380 millones, el 27,3% menos, tras realizar dotaciones

El banco, que ayer presentó sus resultados de 2010, sacó pecho al lucir ante los mercados un capital básico o core capital del 8,20%, frente al 7,66% del año anterior, mientras que el capital de primera categoría o Tier 1 se situó en el 9,36%. El banco cumple con los requerimientos que el lunes fijó la vicepresidenta Elena Salgado para reforzar el sistema financiero español, que Oliu consideró "positivos". "Hace tres años, cuando el banco tenía un capital básico del 6%, algunos decían que eso era ineficiente", recordó.

Banc Sabadell cerró 2010 con un beneficio neto de 380 millones de euros, el 27,3% menos que en el ejercicio anterior, tras destinar 968,1 millones a dotaciones para insolvencias y provisiones, el 15,6% más que en 2009. En el ejercicio anterior, además, el Sabadell se hizo con el Banco Guipuzcoano, que permitió a la entidad catalana elevar su volumen de activos hasta los 97.099,2 millones de euros, el 17,2% más que el año anterior. Sin esa incorporación, los activos hubieran crecido el 7%. Asimismo, la compra permitió pasar del 2,94% en la cuota de mercado de depósitos al 3,32% a cierre de 2010.

El margen de intereses del Sabadell cayó el 8,8%, hasta los 1.459,1 millones de euros. Según el consejero delegado del banco, Jaume Guardiola, ello se debe al descenso de la actividad bancaria, la guerra de depósitos entre entidades, los bajos tipos de interés y el mayor coste de los depósitos en el mercado mayorista. La morosidad del banco se situó en el 5,01%, frente al 3,73% del cierre de 2010, mientras que la cartera inmobiliaria asciende a 2.880 millones, el 27,6% más que en 2009.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de enero de 2011