Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanción al doctor de Blanco

La Agencia Estatal Antidopaje (AEA) anunciará hoy la inhabilitación como agente de control del dopaje de Javier Solanas, el médico de José Luis Blanco, medallista de bronce en los 3.000 metros obstáculos en Barcelona 2010 y positivo por EPO. Solanas era uno de los 300 agentes habilitados por la AEA para realizar controles antidopaje y, a la vez, amigo y médico de Blanco. Sin embargo, según fuentes de la federación española, nunca se le encargó hacer controles a Blanco o a su compañera de entrenamientos, Eva Arias.

"Sí, estaba al día de lo que hacía Blanco", confesó Solanas a la Guardia Civil, que le interrogó dentro de la Operación Galgo; "yo le he dado información como amigo. Le he dicho cuándo debía dejar de tomar las sustancias para no dar positivo".

A los mismos agentes Blanco les confesó que el uso de la EPO fue cuestión de un momento de debilidad, que no se sentía bien ante los campeonatos y eligió el atajo. También admitió que le avisaban de cuándo serían los controles antidopaje sorpresa y que cuando llamaban los controladores no respondía. También precisó que había adquirido la EPO, de origen chino, 60.000 UI a 720 euros, a un vendedor de Mataró, un habitual de los gimnasios que prepara a marroquíes.

A Blanco, uno de los tres medallistas de Barcelona implicado en asuntos de dopaje, la federación le ha suspendido dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 2011