Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís cree que el PP alienta "el caos" de las basuras

La diputada autonómica de Compromís Mireia Mollá acusó ayer al PP de alentar premeditadamente el "caos" en el tratamiento de los residuos urbanos en la Comunidad Valenciana para promover en un futuro la incineración.

Mollá también recordó que los populares ya plantearon hace años la posibilidad de la incineración de residuos para resolver el problema de las basuras, aunque no llegaron a concretar dónde se ubicarían las incineradoras "por miedo a la oposición ciudadana".

En Alicante, mientras, las declaraciones políticas rebajaron la agresividad del jueves. El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, del PP, expresó su acuerdo con la intención del alcalde de Xixona, Ferran Verdú (PSPV-PSOE), de que la basura que llegue a la planta no supere la capacidad para la que la instalación está preparada. "Estoy de acuerdo con él, al 100 por 100, siempre y cuando diga eso y no diga las otras cosas que son puramente demagogia", defendió Ripoll al término de la presentación de la oferta en la feria de turismo de Madrid (Fitur) de la Costa Blanca.

En el mismo acto, Verdú explicó que el Ayuntamiento de Xixona se plantea iniciar los trámites para que los terrenos que ocupa la planta de Piedra Negra (que gestiona la empresa pública Vaersa) pasen a propiedad municipal. Los terrenos fueron cedidos en su momento por el Consistorio para la planta a una empresa privada (Inusa) a la que inicialmente se adjudicó la gestión de la instalación, aunque en 2001, con el PP ya en el Ayuntamiento de Xixona, la empresa cedió el 51% a Vaersa. El PSPV ya presentó entonces un contencioso-administrativo que ganó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2011