Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS / POESÍA

Ambos mundos. Poesía 1988-2009

La editorial A Trabe de Oviedo publica, en la colección Grand Tour que merece mayor difusión, la compilación poética Ambos Mundos. Poesía 1988-2009 de Xuan Bello (1965), uno de los principales renovadores de la literatura en lengua asturiana en edición. Conocido por su obra en prosa, inclasificable y original, en su difundida Historia universal de Paniceiros (2002), la obra poética apareció en el primer tramo de su creación literaria. Ahora esta recopilación, con traducción al castellano, permite ahondar en el museo de imágenes del escritor. En su poesía puede observarse un tono elegiaco, puesto que el poeta muestra su querencia por el tema del paso del tiempo, y una veladura simbolista, expresada en notas que aparece en la lectura de la naturaleza ("soy esta tarde simbólica y triste"). Sin embargo, el verso "Jerusalén levantada en la palma de la mano de un niño", que pertenece al poema 'Paniceiros', dibuja los dos ejes sobre los que se levanta su poesía. La evocación de la infancia ("la voz más pura de la infancia") resalta un mundo perdido, a la vez que remueve la conciencia del poeta, que se lanza a la búsqueda de un mundo ideal y literario, representado en la Jerusalén, imagen de otro mundo. Ambos mundos representa varias tensiones que se muestran en el libro: lo conocido y lo imaginado; lo vivido y lo leído; la memoria y el olvido; la vida que fue, infancia, y la que vendrá, ceniza y muerte. Por eso hay tanta referencia al doble en este libro. Ahí se alza un poeta que se muestra en una identidad múltiple, porque es de ningún sitio, y pudiera llamarse Joâo Velho, Jean Vieilh, John Oldman, para darse cuenta, al final, que es "un río que fluye hacia la nada".

Ambos mundos. Poesía 1988-2009

Xuan Bello

Edición de Marcos Tramón

y José Luis García Martín

Trabe. Oviedo, 2010

243 páginas. 15 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2011