Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Sellado el futuro de Guerrero

Junta y Diputación acuerdan con la familia del pintor crear una nueva fundación

No habrá mudanza. Tras dos años de incertidumbre y negociaciones, los cuadros del mayor exponente español del expresionismo abstracto permanecerán en la Alcaicería granadina, en el Centro que lleva su nombre. La Diputación de Granada y la Junta escenificaron ayer el final del conflicto con el anuncio de que este año comenzará a funcionar la Fundación José Guerrero de Arte Contemporáneo, lo que supone la permanencia de la obra en la ciudad por tiempo "indefinido".

Tony Guerrero, hijo del pintor, se mostró ayer muy satisfecho con el acuerdo y quiso recordar a su hermana Lisa, fallecida en 2009. "Sé lo mucho que le habría alegrado que se resolviera el futuro del centro con la fundación. Es lo que siempre hemos querido. Lisa dijo que la colección de la obra de nuestro padre no era nuestra, sino de la ciudad de Granada y de sus visitantes. Ahora puede comprobarse que decía la verdad", aseguró.

El primer paso de la reconciliación ha sido la firma de un protocolo de intenciones por parte del consejero de Cultura, Paulino Plata, y el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, que se han comprometido a crear una fundación pública que tendrá como finalidad la gestión del Centro Guerrero, la investigación y la promoción de las artes visuales contemporáneas.

"Servirá para impulsar el arte contemporáneo en Andalucía", señaló Plata, que destacó que dará una mayor proyección a la obra de José Guerrero. En el mismo sentido, María Asunción Pérez Cotarelo, diputada provincial de Cultura, se mostró "alegre y emocionada". Cotarelo llevó desde el primer momento el peso de las negociaciones y ha sufrido un fuerte desgaste "personal y político" a lo largo de estos dos años. "Puedo haber cometido errores, pero tuve que optar por una postura de cautela y prudencia que no me permitió explicar todo como hubiera querido para favorecer que finalmente la obra permanezca en la ciudad, que era lo importante", explicó.

La polémica sobre la obra de Guerrero comenzó cuando se cumplieron diez años de vigencia del acuerdo suscrito entre la Diputación y la familia del artista. Entonces, la institución provincial propuso la creación de una Fundación Granadina de Arte Contemporáneo, que los herederos consideraban que diluiría la figura de Guerrero y que no contaba con la presencia de las personas apropiadas. Entonces amenazaron con retirar la obra y Antonio Martínez Caler dijo que no cedería ante la "aristocracia", en alusión a los hijos del pintor, lo que desencadenó una ola de protestas y manifestaciones. "Confío en que este sea el principio del fin en la culminación de un proyecto que la Diputación siempre ha defendido", explicó ayer Martínez Caler.

Según el protocolo de intenciones, que los herederos de Guerrero ya han firmado en Estados Unidos, la Diputación cederá a la fundación el edificio de su propiedad en el que se encuentra ubicado el centro, además de contribuir con una aportación económica, el personal y otros medios profesionales. Por su parte, la Consejería de Cultura apoyará con fondos a la fundación y entablará negociaciones con el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento de Granada y CajaGranada para que participen en la constitución de la fundación como fundadores y así sean miembros de pleno derecho de su patronato.

Los órganos de gobierno de la futura fundación estarán constituidos por un consejo de familia, un patronato y la dirección del centro. El patronato estará integrado por menos de trece miembros de los cuales seis serán patronos institucionales, tres familiares y cuatro expertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2011