Un comunicado hacia el final de ETA

El Gobierno permite al PSOE ofrecer muestras de más optimismo

El PP afirma que tras la tregua fallida de 2006 solo espera de ETA "su disolución"

Los adjetivos que el partido y el Gobierno utilizaron en sus apreciaciones sobre el comunicado de ETA fueron sustancialmente diferentes. El PSOE concedió más valor al escrito de la banda terrorista que el expresado por el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero no se trata de contradicción o descoordinación, sino el fruto de una reflexión conjunta, según señalaron fuentes socialistas.

Aunque se trata de diferencias de matiz, las fuentes consultadas reconocen que el PSOE, a través del secretario de Organización, Marcelino Iglesias, ha querido dejar "ciertos resquicios" para que ETA avance en la línea del abandono de las armas y la izquierda abertzale, a su vez, "continúe con la presión" a ETA, explican los interlocutores consultados. Esta división de papeles ha sido acordada por la cúpula socialista. "El comunicado de ETA es una noticia importante pero se tiene que confirmar con hechos y sin condiciones", señaló Iglesias.

Más información
ETA se acerca a su fin con un paso "importante pero insuficiente"

Fue el propio Zapatero quien informó a la ejecutiva, minutos después de las doce de la mañana, de que ETA acababa de hacer público un comunicado. Pidió "prudencia". Zapatero se ausentó tras la reunión y no asistió al almuerzo de principio de año convocado previamente por él mismo y convocó a Rubalcaba en La Moncloa. El vicepresidente sí regresó al partido para asistir al almuerzo de la dirección socialista a la que pertenece.

También la dirección del PP estaba reunida cuando llegó el comunicado. El líder de los populares, Mariano Rajoy, presidía el primer comité ejecutivo del año y tomó la palabra para marcar la línea de respuesta del partido. El presidente del PP decidió que el partido leería el mismo comunicado que él leyó tras la tregua de 2006. Porque la situación, dijo, no ha cambiado. Así que su número dos, María Dolores de Cospedal, recitó el comunicado ante los periodistas. En él se dice que el alto el fuego es solo "una pausa", que la banda "no pide perdón" y que "el único comunicado importante" que puede emitir es "el de su disolución".

"El objetivo [de ETA] es el de siempre: el derecho de autodeterminación; y de nuevo nos impone las condiciones de siempre", prosiguió la secretaria general del PP. Después de insistir en que "no se puede pagar ningún precio político" a cambio de una tregua, Cospedal dejó de leer y añadió: "Todo lo ocurrido desde 2006 reafirma que lo único válido [para derrotar a ETA] es la acción del Estado de derecho: las fuerzas de seguridad, el poder judicial y la colaboración internacional".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy, durante la reunión del comité ejecutivo del PP, ayer.
Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy, durante la reunión del comité ejecutivo del PP, ayer.SAMUEL SÁNCHEZ

Las precisiones de socialistas y populares

- Marcelino Iglesias: "El comunicado de ETA es fruto del trabajo y de la estrategia del Gobierno, de las Fuerzas de Seguridad del Estado y de la presión internacional. Esperamos que ahora todo el mundo esté a la altura de las circunstancias y que se confirme por los hechos y que no haya condiciones"

- María Dolores de Cospedal: "El PP va a estar muy vigilante para impedir que cualquier organización filoterrorista se presente [a las próximas elecciones municipales en Euskadi]". "No vamos a admitir que alguien imponga condiciones a la paz ni la intervención de mediadores internacionales"

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS