Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un robo obliga a cortar la linea férrea Alicante- Barcelona

Unos 900 pasajeros de diez trenes de larga distancia de Renfe en el corredor mediterráneo se vieron afectados ayer por el robo de unos contrapesos en las vías en Cambrils (Tarragona). La circulación quedó interrumpida al mediodía y los pasajeros fueron trasladados en autobuses. A las 19.25, según Renfe, el tráfico quedó restablecido.

El robo de varias piezas indispensables para el correcto funcionamiento de la catenaria (elemento de donde los trenes toman la energía eléctrica) provocó ayer la avería que interrumpió desde el mediodía la circulación ferroviaria entre Salou y Cambrils, en Tarragona, y que afectó a un total de diez trenes de larga distancia y cinco regionales en el corredor mediterráneo.

Según las primeras estimaciones de Renfe, unos 900 pasajeros con destino u origen en la Comunidad Valenciana se vieron afectados por esta incidencia. De estos, 300 tenían como punto de partida o llegada la provincia de Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 2011