Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ros Casares renuncia a instalarse en Andújar

Recibió 11 millones de ayudas para poner un fábrica

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llegó a Jaén poco después de aterrizar en el Palacio de la Moncloa para anunciar el Plan Activa, un programa de inversiones extraordinario con el que se quería acercar a esta provincia andaluza a los niveles medios de convergencia. Una de las líneas de actuación del plan era la atracción de empresas a través de incentivos económicos de la Administración. Y así fue cuando, en 2005, se anunció el acuerdo alcanzado con la empresa metalúrgica Ros Casares para instalarse en Andújar. Las expectativas que levantó el grupo industrial valenciano fueron enormes, pues sus responsables hablaron de que en cuatro años se crearían más de 1.200 empleos directos e indirectos.

Sin embargo, cinco años después el proyecto no sólo sigue pendiente sino que Ros Casares ha anunciado que desiste del mismo por la crisis económica. El grupo del empresario Francisco Ros Casares recibió en enero de 2007 una subvención de 11,25 millones de euros de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa para la construcción de las instalaciones en el polígono industrial de Andujar, donde preveía una inversión global de 42 millones de euros en una planta de fabricación de tubos de acero de precisión. Además, el Gobierno andaluz se comprometió a sufragar la urbanización de los terrenos a través de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA).

La decisión de Ros Casares de dar marcha atrás en su proyecto ha provocado un auténtico terremoto político en la comarca de Andújar. El alcalde iliturgitano, Jesús Estrella, del PP, ha admitido que la empresa ha decidido renunciar a la subvención, porque ahora no está en condiciones de acometer la inversión debido a la crisis que ha reducido la producción del acero y ha minado su actividad.

Sin embargo, desde el PSOE se culpa al alcalde del proyecto frustrado de Ros Casares. Para el secretario general de los socialistas jiennenses, Francisco Reyes, el alcalde de Andújar ha estado "obsesionado por rentabilizar políticamente el proyecto en lugar de tener unas miras más amplias y pensar en el bien de la ciudad". De esta manera, dijo ayer Reyes, el primer edil apostó por crear una Junta de Compensación privada para la urbanización del terreno y rechazó una pública de cooperación. Reyes subrayó que esto es "lo que lo ha ralentizado todo" y añadió que Estrella no puede eludir decisiones que son su responsabilidad directa como alcalde. Los socialistas, además, le exigen que "agote las pocas posibilidades que le queden de dirigirse a Ros Casares". "No hay derecho a que a Andújar y a sus ciudadanos les haya ocurrido esto", exclamó el líder provincial del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 2011