Luna pone la gestión de Terra Mítica como modelo de despilfarro

El PSPV considera que la práctica se ha extendido a otros grandes proyectos

El PSPV considera que los grandes proyectos y grandes eventos favorecidos por el Gobierno autonómico del PP "han constituido un caldo de cultivo para la extensión de redes clientelares y parasitarias del presupuesto público". Es el análisis que ayer realizó Ángel Luna, portavoz del PSPV en las Cortes, tras conocer el considerado por Hacienda como "Informe final" del caso Terra Mítica. Ese informe pone de manifiesto que las obras de construcción del parque temático de Benidorm sirvieron para el enriquecimiento personal a costa del dinero público. El análisis del perito recoge la constatación de la existencia de una trama de empresas que con facturas falsas (o por no haber realizado los servicios recogidos en ellas o por inflar los precios de las mismas) hurtaron a Hacienda, al menos, 4,4 millones de euros. Al perito le llama la atención que Terra Mítica, entonces sociedad participada mayoritariamente por la Generalitat, no se apercibiera de lo que estaba ocurriendo cuando existían protocolos de control económico, financiero y contable. El experto señala la inequívoca participación de testaferros, de empresas inactivas que facturaron millones.

Los socialistas denuncian redes clientelares de los presupuestos

Luna señaló ayer que la lesión al presupuesto público desde los grandes eventos y grandes proyectos se ha producido "en unos casos por elementales irregularidades administrativas y, en otros, por haberse cometido flagrantes actividades delictivas, como parece presuponer el informe de Hacienda sobre Terra Mítica".

El portavoz socialista afirmó que "en cualquier caso, todas estas actividades, como pueden ser la que tienen lugar alrededor del circuito Ricardo Tormo o la construcción del Ágora, vienen a suponer una irresponsable gestión de los recursos públicos con olvido esencial de las necesidades de los ciudadanos y de las obligaciones esenciales a las que está sujeta una Administración pública".

Para Ángel Luna, en prácticas como las que el inspector de Hacienda señala que se realizaron alrededor de la construcción del parque Terra Mítica, "está el origen de la estrepitosa deuda que atenaza a la Administración pública valenciana, que le impide una mínima actuación eficaz contra la crisis económica".

Por la gestión de las obras de Terra Mítica no se ha depurado ninguna responsabilidad política. El caso está judicializado desde 2005 y Hacienda ha insistido a lo largo del procedimiento en la evidencia documental de que varias empresas, son 19 las denunciadas, se pusieron de acuerdo para manipular la liquidación de IVA y del Impuesto de Sociedades en los ejercicios 2000 y 2001.

Las imputaciones han ido creciendo, hasta situarse en la cuarentena de empresarios. Entre ellos, Vicente Conesa, amigo de Eduardo Zaplana, investigado en la década de los 90 por supuestas irregularidades por adjudicaciones del ayuntamiento de Benidorm siendo Zaplana alcalde. A él, Hacienda le señala como el supuesto responsable de un fraude de más de 2,7 millones de euros. La que entonces era dirección del parque también está imputada, aunque la sociedad se siente perjudicada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de enero de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50