Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Li Keqiang firmará en España contratos millonarios

El viceprimer ministro chino llega hoy a Madrid para una visita oficial

China, que se convirtió el año pasado en la segunda economía del mundo , está interesada en reforzar sus lazos con España y mostrarle su apoyo decidido para salir de la crisis económica. En este esfuerzo se enmarca la llegada hoy a Madrid del viceprimer ministro Li Keqiang, quien en línea con la actuación de la diplomacia china en los últimos tiempos, viene dispuesto a firmar una decena de importantes contratos en sectores clave de la economía española, como la banca, la energía, el transporte, las telecomunicaciones y el turismo. El monto alcanzará "varios miles de millones de euros", según indicó a EL PAIS, Zhu Bangzao, embajador de la República Popular en España.

"En estos momentos de crisis económica, China se siente obligada a unirse a España y a la Unión Europea para abordar juntos la salida de la crisis. No venimos con las manos vacías", añadió el embajador. Europa es el primer mercado de exportación de China.

"Seremos un inversor duradero y responsable", dice el embajador

"En estos momentos de crisis económica, China se siente obligada a unirse a España y a la Unión Europea para abordar juntos la salida de la crisis. No venimos con las manos vacías"

Pekín mantiene unas excelentes relaciones con el sur de Europa y fue de los primeros en acudir en auxilio de Grecia y posteriormente de Portugal, aunque no ha hecho público el volumen de deuda que ha comprado. "China ya ha comprado deuda española y seguirá comprando", afirmó Zhu. Entre la delegación de un centenar de personas que acompaña a Li se encuentran un director del Banco de China.

Li Keqiang, de 55 años, es uno de los nueve miembros de la actual dirección colegiada que gobierna a los 1.300 millones de chinos y que se integra en el Comité Permanente del Buró Político del Partido Comunista Chino. Su visita a España forma parte de una gira europea que le llevará a Alemania y Reino Unido. Desde su ascenso en 2008 a primer viceprimer ministro, se hizo evidente que el liderazgo chino le prepara para sustituir en 2012 al actual primer ministro Wen Jiabao.

Durante los tres días que Li permanecerá en España se entrevistará con el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, y mantendrá una reunión de trabajo con la vicepresidenta segunda Elena Salgado, a la que asistirá el ministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián. Además será recibido por el rey Juan Carlos.

China y España establecieron en 2005 una Asociación Estratégica Integral durante la visita del presidente Hu Jintao. Los acuerdos que se firmen estos días estarán dirigidos a ampliar los lazos de esa asociación a la que los dos países, que históricamente no tienen problemas, conceden una gran importancia.

Criticada por Estados Unidos por no permitir la revalorización de su moneda, el yuan, China está muy interesada en mostrarle a Europa que es un socio fiable. "China apoya todas las reformas emprendidas por España y los países de la UE y ofrecemos ayuda dentro de nuestras posibilidades", señaló el diplomático. Y añadió: "Tenemos plena confianza en la fortaleza del euro y del sistema financiero europeo y estamos convencidos de que tras las reformas serán capaces de superar la crisis". China el país con la mayor cartera de reservas -unos dos billones de euros, en su mayoría en bonos del Tesoro de EE UU- está interesada en diversificarlas para lo que va a hacer una mayor apuesta por el euro.

"La diversificación es un objetivo para garantizar la liquidez y el valor de lo que tenemos", señaló el diplomático. Con ello se pretende reforzar sus lazos políticos con Europa. "No solo acudimos en tiempo de crisis. Seremos un inversor duradero y responsable en los mercados financieros de Europa", agregó.

China lleva tres décadas de crecimiento por encima del 10% y los analistas prevén que la economía siga expandiéndose en los próximos 10 a 15 años a una media del 8% anual.

Las relaciones comerciales entre España y China han tenido una enorme expansión desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países en 1973. Su punto culminante fue en 2008, cuando los intercambios alcanzaron los 26.000 millones de euros. La crisis económica desplomó el comercio entre los dos países, pero en 2010 ha habido una notable recuperación. En los ocho primeros meses del año pasado se superaron los 18.000 millones de euros y con un cambio positivo hacia las exportaciones españolas que crecieron más que la importaciones chinas, aunque el desequilibrio de la balanza comercial sigue siendo enorme.

Li Keqiang llega dispuesto a hacer un mayor esfuerzo para equilibrar las cuentas. En este sentido, desde el Gobierno central se apoyarán mayores inversiones en España, aunque también Pekín pide a los empresarios españoles una mayor disposición. El turismo y la industria alimentaria -vino, aceite y jamón- son sectores en los que China ve grandes perspectivas de cooperación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2011