Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Otra vez la España radial

En las últimas semanas, los ciudadanos del País Valenciano estamos siendo sometidos a un auténtico bombardeo mediático de parabienes y autocomplacencia gubernamental por la venida del AVE a nuestras tierras. Aleluya. Los dos partidos mayoritarios se atribuyen el logro de tan venturoso acontecimiento. Es cierto que las obras se iniciaron con el Gobierno del PP, pero en ocho años de mandato, además de muchas fotos y vallas publicitarias, se ejecutaron muy pocos kilómetros.

En cualquier caso, algunos ciudadanos no tenemos claro si la red AVE es una buena inversión o no. En un país con la economía saneada y una red de comunicaciones "convencional" moderna y eficiente quizás sería razonable plantearse la red de alta velocidad. Pero no es el caso. La apuesta por proyectos faraónicos de impactante imagen pero escaso rendimiento es pan para hoy y hambre para mañana. De eso los valencianos sabemos, por desgracia, bastante.

Además, cuando uno ve el diseño de la red construida no le ve ni pies ni cabeza. Al menos desde "Levante". Parece que se ha primado la estructura radial de España. Que la capital del Estado esté tratada de manera preferente parece lógico. Lo que no lo parece tanto es que el cacareado corredor mediterráneo esté huérfano de alta velocidad.

Si esta red es necesaria, y así lo están vendiendo, la conexión desde Almería a la frontera con Francia debería ser prioritaria. Me resulta chocante que desde Valencia pueda ir en AVE hasta Valladolid, Málaga o Albacete, pero no pueda hacerlo a Barcelona, la puerta para Europa. Bueno, en realidad sí podré hacerlo: pasando antes por Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2010