Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Hapinness nace en una patera

Una inmigrante da a luz a una niña en una zódiac, cerca de la isla de Alborán, en la que viajaban desde Marruecos otras seis embarazadas

Happiness, Felicidad en inglés, es el nombre que recibirá la pequeña que nació en la madrugada del domingo en una patera en el mar de Alborán. Tanto el bebé, que pesó 3,680 kilogramos, como la madre se encuentran en buen estado de salud en el Hospital Santa Ana de Motril (Granada), pese a las precarias condiciones en las que se produjo el parto.

"La mamá estaba cansada, un poco temblorosa", relata Luisa Ferriz, enfermera de Cruz Roja, que la atendió en el puerto de Motril. La madre, de 28 años, se llama Judith y procede de Nigeria, según relató en inglés al Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE). Mientras, la pequeña Happiness, su primera hija, "se hallaba muy bien, calentita, con buen aspecto", detalló Ferriz.

El padre llevaba al bebé en brazos con un trozo del cordón umbilical colgando

Un guardia civil dio calor al bebé hasta que llegaron al puerto granadino

Seguramente influyó en ese buen estado del bebé la intervención del guardia civil Carlos Puche, que dio calor al recién nacido, al que llevó en brazos desde que la embarcación de Salvamento Marítimo rescató a los inmigrantes en la isla de Alborán hasta que llegó al puerto granadino, dos horas después. Puche explicó a Efe que se sentía tranquilo cada vez que la pequeña se ponía a llorar "ya que era señal de que estaba viva".

Los 38 inmigrantes subsaharianos que viajaban en la zódiac -la mayoría de Nigeria, Ghana y Camerún- habían embarcado en Marruecos. Aunque con cierta frecuencia llegan embarazadas y niños a las costas españolas, en esta ocasión la cifra era más de la habitual en una misma embarcación, según Enrique Garberí, patrón de la Salvamar Hamal, el barco de Salvamento Marítimo que efectuó el rescate. En total, 13 mujeres, siete de ellas embarazadas, y cinco niños de corta edad a los que se sumó en pleno viaje la pequeña Happiness.

La embarcación fue localizada hacia las cinco y media de la tarde del domingo a unas tres millas al sur de la isla de Alborán por una avioneta de Salvamento Marítimo, que había recibido la alerta de una posible patera. La Salvamar Hamal, que llevaba además a bordo a dos guardias civiles del servicio marítimo, llegó al puerto de la isla una hora después. Para entonces, la pequeña zódiac había arribado a una playa de Alborán y la pequeña ya había nacido.

La información sobre si dio a luz en el mar o una vez la embarcación alcanzó la playa es confusa. Según relató después Judith a la enfermera de Cruz Roja, el parto se produjo en la patera, con la ayuda de dos compañeras de viaje. Miembros del pequeño destacamento militar que hay en la isla dieron la primera asistencia al grupo de inmigrantes y después los entregaron a Salvamento Marítimo para que los trasladaran a Motril.

"El padre llevaba a la niña en brazos, todavía tenía un trozo de 10 o 15 centímetros de cordón umbilical colgando", recuerda Garberí. Le dijo en inglés que había nacido hacía una media hora. Mientras, los militares ayudaban a la madre a caminar hacia la embarcación. "Se encontraba dolorida, débil", describe el patrón. "Les atendimos como buenamente pudimos, les dimos ropa seca y mantas. Afortunadamente, las condiciones meteorológicas eran bastante buenas, lo que facilitó el rescate", explicó Garberí.

El barco de Salvamento Marítimo llegó a Motril hacia las 22.50. El equipo de Cruz Roja, alertado desde horas antes, esperaba con la ambulancia, material médico, mantas y comida preparados. Una médica subió a la Salvamar Hamal a evaluar a la pequeña Happiness y a su madre.

Madre e hija fueron trasladadas al Hospital Santa Ana, donde también fueron atendidas las otras seis embarazadas, que se encuentran entre las 28 y las 32 semanas de gestación, según Isabel Moreno, ginecóloga del centro. Todas fueron dadas de alta menos Judith y Happiness, que permanecen ingresadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2010