Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Realismo por románico en el MNAC

Courbet protagoniza la próxima temporada del museo

Las salas de románico del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) permanecerán cerradas al público hasta el verano de 2011. Las obras de arte catalán de los siglos XI al XIII que conserva este museo han abandonado sus vitrinas para buscar resguardo en las salas de reserva mientras duran los trabajos de modernización de las instalaciones. Todas menos los ábsides, que observan protegidos por enormes plásticos los trabajos que comenzaron el 15 de noviembre. En las salas también permanecen algunas de las 60 obras -entre ellas la Majestad Batlló- que viajarán a Madrid para la exposición El esplendor del románico. Obras maestras del MNAC en la sede de Fundación Mapfre, entidad que financia los 900.000 euros de las obras del museo.

Pero el museo sigue abierto y para suplir la ausencia del románico -uno de los mayores reclamos del MNAC- los responsables han programado cuatro exposiciones (la austeridad es últimamente una constante) para la temporada 2011-2012.

"El plato fuerte será Realisme(s). La huella de Courbet, que permitirá ver por primera vez en España 18 de las obras más destacadas del creador del realismo", explicó ayer Maite Ocaña, directora del museo. Es una exposición de tesis difusa en la que las pinturas del francés "dialogarán" con obras de Rembrandt, Ribera, Murillo, Velázquez, Martí Alsina y Tàpies, provenientes de museos como el Prado y la National Gallery.

Las otras exposiciones programadas son la de Torres-García en sus encrucijadas, comisariada por Tomès Llorens, que recorrerá en 80 obras la trayectoria creativa del artista durante la primera mitad del siglo XX; La maleta mexicana, con imágenes inéditas de Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour sobre la Guerra Civil. Los 4.500 contactos que contiene se daban por perdidos y aparecieron en México en 1995. La exposición, comisariada por Cynthia Young, se exhibe ahora en Nueva York "y de allí viajará a Barcelona", explica Ocaña. La temporada concluirá con la exposición numismática dedicada a los dioses de la Antigüedad.

Según el administrador del MNAC, Josep Maria Amorós, el museo encara la nueva temporada con un presupuesto un 23% menor con respecto a 2010 (25.690.000 euros). La noticia positiva es el aumento del número de visitas en 2010 -"más de tres millones de personas"-, que supone un incremento del 35% con respecto a la previsión inicial.

Por su parte, la subdirectora Cristina Mendoza precisó en respuesta al informe de la Sindicatura de Cuentas que refleja que existen 291 obras desaparecidas en el museo que "se han localizado 14 piezas y que puede que haya obras no localizadas, pero en ningún caso se puede hablar de desaparecidas". Para el equipo directivo es "normal" que algunas piezas no se localicen en museos con una trayectoria histórica amplia, como es el MNAC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2010