Cartas al director
i

Igualdad y Universidad

En vista de ciertos comentarios sobre el reportaje La Universidad española escapa a la Ley de Igualdad, publicado el 7 de diciembre, me gustaría aclarar varios aspectos. Hoy hay más de 20 catedráticas de Derecho Civil en activo que pueden cubrir de sobra las plazas en los tribunales. Pero la Carlos III nombró dos tribunales de Derecho Civil, publicados en el BOE de 13 de febrero y de 27 de mayo, sin ninguna catedrática de la especialidad. En el ranking universitario global de las 220 convocatorias de concursos durante 2010, figura entre las 12 convocatorias con menos presencia de mujeres, por debajo del 20%.

En su lugar, desalojando a las catedráticas de Civil, la Carlos III recurrió en mayo a dos prodigios universitarios tenaces y omniscientes, que en las aulas enseñan Derecho Internacional, pero que ocupan tribunales y examinan a profesores de Civil, de Administrativo, de Filosofía, incluso llegan a presidir (!) -como titular y suplente- una cátedra de Derecho Penal. Mal está que el rector haya hecho caso omiso de mis llamamientos extrajudiciales y me obligue a estar 10 o 12 años en los tribunales. Pero aún más grave es que el candidato a sucederle como rector me conteste en 2010, por escrito ante juzgado, que no se entiende cómo a un hombre le importa la igualdad de la mujer. ¿Quiere decir que al hombre candidato a rector en primavera no le importa (mucho) la igualdad entre hombres y mujeres?

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de diciembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50