Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fenoll pone a un hombre de confianza en la televisión que Ripoll le pidió que comprara

Las escuchas del 'caso Brugal' revelan la relación entre Sanz, Fenoll y Gregori

Jorge Sanz, un empresario implicado en el caso Brugal (trama corrupta vinculada al negocio de la basura y el urbanismo en Alicante), es desde el pasado 7 de octubre el administrador único del grupo empresarial Tabarka Media, SA, que explota dos televisiones locales, Canal 37 en la capital alicantina, y Onda Mariola, en Alcoi. Sanz es, según la investigación policial y el fiscal, el socio clave, el supuesto muñidor de operaciones para crear empresas tapadera y para el blanqueo de dinero en paraísos fiscales de dos de los cabecillas de la trama: Ángel Fenoll, industrial afín al PP, y Rafael Gregori, empresario de la automoción y amigo personal del presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, del PP. El también líder provincial de los populares alicantinos está imputado en el sumario por cinco delitos, entre ellos, cohecho y fraude.

La delicada situación financiera de Canal 37 en el último trienio y las intensas gestiones de sus responsables para reflotarla, empezando por su ex directora, la periodista Genoveva Reig, ocupan un amplio espacio en los informes policiales del caso Brugal. Los agentes de la Brigada de Delitos Económicos de la Comisaría de Alicante llegan a la conclusión que José Joaquín Ripoll utilizó la televisión como moneda de cambio en la trama que, también según la policía, se tejió en torno a la adjudicación de la contrata de la planta de basura del plan zonal de La Vega Baja. Los informes señalan que Ripoll pidió a Fenoll que se hiciera cargo de Canal 37 e invirtiera el dinero suficiente para reflotarla. En uno de los documentos, la policía refleja el malestar del dirigente del PP por la negativa de Fenoll a invertir en la cadena de televisión.Ángel Fenoll, hegemónico en el negocio de la basura en los municipios de la comarca de La Vega Baja, irrumpió también en el negocio de los medios audiovisuales con la compra de la emisora local Canal Vega Baja Televisión. Esta operación, según los informes policiales del caso Brugal, se fraguó a petición de la alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, del PP.

Las diligencias policiales de este sumario también concluyen que, más tarde y a través de empresas interpuestas, Fenoll desembarcó en la empresa Tabarka Media, SA. Este grupo fue impulsado en 2002 por el entonces presidente del Consell, Eduardo Zaplana, que buscó incluso el concurso financiero de Boygues, accionista mayoritario de Aguas de Valencia en esas fechas. La afinidad de Tabarka Media con el PP se constata con otro dato. Una de sus directoras generales fue Genoveva Reig, antes directora general de Canal 9 y directora General de Comunicación del ejecutivo valenciano bajo la presidencia de Zaplana. Canal 37 dejó de emitir a principios de noviembre por impago. El grupo se plantea vender la licencia a terceros.

Las relaciones entre los empresarios Rafael Gregori, Ángel Fenoll y Jorge Sanz también saltan a la palestra en numerosos pasajes de los informes policiales del caso Brugal. Fenoll y Gregori tiran sistemáticamente de Sanz cuando necesitan crear un entramado de empresas para optar a un concurso [el más claro ejemplo, según la policía, fue el de las empresas tapadera para la contrata de la basura de Orinuela] o en operaciones relacionadas con el blanqueo de capitales en paraísos fiscales.

Una conversación entre Rafael Gregori y Jorge Sanz en febrero de 2009 desvela, según la policía, el fin último de todas esas operaciones mercantiles, "el de llenarse los bolsillos".

Un pasaje de esa conversación transcurre así:

Rafael Gregori: Son dos millones, lo que vamos a pedir son exactamente dos millones, eso a ver, lo tengo aquí, dos millones ochocientos setenta mil euros más IVA.

Jorge Sanz: Vale, ya sabes que dijo Ángel que hizo un fondo ICO, ¿no?

RG: A bueno, mejor ¡coño!

JS: Entonces la diferencia.

RG: Si les damos tanto luego nos van a poner un monumento, a ti y a mí.

La conversación sigue con el comentario de Rafael Gregori de que les van a poner un monumento de mármol blanco en Orihuela.

Rafael Gregori: A nosotros que nos llenen los bolsillos y se dejen de monumentos, ¿no?

Jorge Sanz: El monumento que se lo hagan a eso, que yo quiero vivir tranquilo.

RG: Que nos pongan algo de dinero en el bolsillo, ¿no?

JS: Yo quiero ir cobrandito y ganando dinerito poco a poco, que tampoco quiero ser milloneti.

RG: Pero quieres vivir, ¿eh?

JS: Quiero vivir tranquilo, sí.

RG: Yo cuando tenga preparado lo de la UTE te llamo y nos vemos un ratito.

JS: Venga, espero tu llamada, don Rafael.

La colaboración entre Gregori y Fenoll para otro tipo de operaciones, como el supuesto alzamiento de bienes planeado por el primero para eludir embargos en su empresa de automoción, es objeto de otra causa judicial. Por estos hechos, a mediados de octubre la policía arrestó a un total de 15 personas, entre ellos Gregori y Fenoll.

Los detenidos quedaron en libertad con cargos. Para Gregori, era el tercer arresto este año y el juez le retiró el pasaporte [dos han sido por el supuesto alzamientos de bienes en su empresa y el tercero como intermediario del caso Brugal].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de diciembre de 2010