Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIB se reduce el 0,1% el tercer trimestre, pero mantiene un saldo positivo

La economía andaluza se contrajo un 0,1% durante el tercer trimestre del año aunque mantiene un saldo positivo del 0,3% en los nueve primeros meses de 2010. El sector de la construcción mantiene el lastre de la economía regional, que hubiera crecido un 0,2% descontando este sector entre julio y septiembre, lo que hubiera supuesto el tercer trimestre consecutivo de crecimiento del PIB andaluz.

En términos interanuales la economía andaluza modera su caída -0,2%- y logra el mejor resultado desde el cuarto trimestre de 2008, según los datos de la Contabilidad Regional Trimestral que fueron publicados ayer por el Instituto de Estadística de Andalucía.

Los datos interanuales se ven condicionados de manera importante por el retroceso experimentado por el sector de la construcción, que alcanza el 6% de septiembre de 2009 a septiembre de 2010. Descontado ese factor, el PIB regional hubiera experimentado un crecimiento del 0,5%.

Uno de los factores del repunte de la economía andaluza ha sido el comportamiento del sector servicios, que en el tercer trimestre alcanzó una tasa del 0,7%, dos décimas inferior al crecimiento registrado en España. Los servicios aportaron un 0,5% al crecimiento del PIB regional del trimestre.

Nuevos datos

En la difusión de los resultados de la contabilidad regional se han incluido las estimaciones del cuadro macroeconómico desde la perspectiva de las rentas y de los puestos de trabajo totales y asalariados por ramas de actividad.

En este sentido, el empleo, medido en términos de puestos de trabajo, atenúa su descenso una décima respecto al trimestre anterior, hasta el -1,9%. En general, todas las ramas de actividad tienen crecimientos de empleo negativos, excepto en los servicios de no mercado. No obstante, tanto en las ramas energéticas e industriales como en la construcción, se observan decrecimientos de empleo menos intensos que el trimestre anterior, con caídas del 3,8% y del 10,1%, respectivamente. Además, el número de puestos de trabajo asalariados cae un 0,7%, aunque en agricultura y en servicios aumentan un 4,9% y un 0,3%, respectivamente.

Respecto a las rentas, la remuneración de los asalariados registró una caída del 0,6% en el tercer trimestre, tres décimas superior al dato nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010