Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cascos se postula como candidato a la presidencia de Asturias

El ex ministro recibe el apoyo de 10 alcaldes y el sector opositor le rechaza

El ex ministro y ex secretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos se postuló ayer finalmente para encabezar la candidatura electoral de su partido a la presidencia de Asturias en mayo de 2011 e hizo pública su "disponibilidad ante los órganos nacionales del partido, que son los competentes". Álvarez-Cascos redobla así el pulso con la dirección regional del partido y con los responsables de 36 de las 78 juntas locales (entre ellas las más importantes), que, liderados por el alcalde de Oviedo (Gabino de Lorenzo), mantienen su rechazo al ex ministro y proponen como candidata a la edil ovetense Isabel Pérez-Espinosa.

El ex ministro de Fomento y ex vicepresidente del Gobierno no se arredra y ayer verbalizó de forma pública su ofrecimiento al partido para liderar la candidatura asturiana. Lo hizo en un encuentro con 10 alcaldes que lo respaldan de un total de 12 con que cuenta el PP en una comunidad de 78 Ayuntamientos.

Los afines al ex vicepresidente dicen que es el mejor candidato posible

Hasta ahora se sabía la predisposición de Cascos pero por boca de sus afines. Ayer declaró: "Les he reiterado lo que he dicho en público, en privado, por escrito, a las personas que tienen responsabilidades nacionales y a las que las tienen locales, y a los amigos que me encuentro a diario: mi disponibilidad a los órganos nacionales del partido".

El acto se celebró en la sede del PP en Siero, el mismo municipio en el que Cascos lanzó en mayo de 2005, al año de abandonar la primera línea de la política, su primer ataque contra la dirección asturiana del PP, a la que entonces atribuyó "esclerosis por acefalia". Hace días, Cascos expresó su "perplejidad" por la "pasividad" de la dirección nacional del PP frente a quienes, desde la filas del PP asturiano, lo descalifican a él.

Ayer, Cascos no entró en valoraciones sobre las direcciones regional y nacional y tampoco sobre la tardanza de los órganos centrales del partido en resolver el conflicto que vive el PP asturiano para dirimir su lista electoral al Principado.

Los alcaldes que apoyan a Cascos (todos, menos el de Oviedo y el de Llanera, muy afín a De Lorenzo) reiteraron su convicción de que el ex ministro es el mejor candidato posible.

A la misma hora en que Cascos estaba en Siero, Isabel Pérez-Espinosa aseguró en Oviedo que sigue trabajando en el diseño de la propuesta electoral y en el proyecto con el que pretende concurrir a las urnas en mayo como candidata del PP. La víspera, el alcalde de Oviedo también sostuvo que "las normas y estatutos" del partido "dicen qué órganos son los que deciden y esos órganos han dicho que la candidata será Isabel Pérez-Espinosa". Los dos bandos mantienen, pues, sus posiciones. Pero tanto Cascos como Pérez-Espinosa eludieron los ataques. Se sabe que desde la sede nacional del PP se viene llamando al orden a las dos facciones enfrentadas para que rebajen la tensión y no sigan avivando una controversia que está deteriorando las expectativas electorales del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de noviembre de 2010