Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sindicato afín al Cabildo vuelve a ganar las elecciones en Cajasur

Las elecciones sindicales celebradas ayer en Cajasur volvieron a dibujar el mismo paisaje de siempre. Aspromonte ganó otra vez, y subió su representación de 71 a 75 delegados, por 23 de CC OO y siete de UGT. Al sindicato afín al Cabildo de Córdoba no le ha hecho mella el apoyo a la negativa a la fusión con Unicaja que provocó la intervención por parte del Banco de España. Seis meses después, cuando la caja acaba de firmar su defunción con la entrega de activos y pasivos a su nueva dueña, la BBK, Aspromonte ha vuelto a recibir el apoyo de los empleados. Este sindicato será el encargado de liderar la negociación laboral que recorte el exceso de plantilla de la entidad cordobesa.

En las semanas previas a las elecciones, los sindicatos han vuelto a enzarzarse en una guerra de reproches y cifras. Y siempre con la frustrada fusión de Unicaja -y la posterior intervención- como telón de fondo. En aquella unión que nunca ocurrió, Unicaja planeaba un ajuste en la plantilla de Cajasur de 564 empleados en tres años. Aspromonte ha defendido su negativa a firmar este acuerdo subrayando que la llegada de la BBK supondrá un menor impacto en el empleo. El sindicato calcula que se prescindirá de unos 480 empleados. Por su parte, CC OO piensa que esta cifra puede doblarse y rondar los 900.

"Coherencia"

Aspromonte ha pasado de los 71 delegados que obtuvo en 2006 (un 68,9% de representación), a 75 delegados (un 71,4%) en estos comicios. Su portavoz, Antonio Cuesta, se mostró ayer exultante: "Hemos hecho lo que parecía más difícil, subir en representación". Cuesta opinó que la mejora de resultados se debe a tres aspectos. "Por un lado la coherencia de nuestro mensaje, que no ha cambiado en estos años. También se ha tenido en cuenta nuestra capacidad de gestión en los procesos de unión, tanto con el frustrado con Unicaja como con el de la BBK. Y por último, los trabajadores reconocen nuestra honestidad frente al discurso del miedo de los otros sindicatos".

CC OO sube ligeramente y alcanza 23 delegados (21,9% de representación), tres representantes más que en 2006. UGT baja de nueve delegados en 2006 (8,7% de representación) a siete delegados actualmente (6,6%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de noviembre de 2010