Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces reactivan el caso de Montes contra Lamela

Tres inspectores declararán sobre las sedaciones de Leganés

El caso Lamela se reactiva. La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al juzgado que instruye la querella que Luis Montes presentó contra el ex consejero de Sanidad Manuel Lamela que llame a declarar a nuevos testigos. El juzgado de instrucción número 43 había denegado varias pruebas que ahora la Audiencia acepta. Se trata de la declaración de tres inspectores que supuestamente asesoraron al comité de expertos que elaboró el informe a partir del cual se imputó a Luis Montes por presuntas sedaciones irregulares en el hospital Severo Ochoa de Leganés.

El procedimiento judicial contra Montes se archivó sin mención alguna a mala praxis. Después, en abril de 2009, Montes y su compañero en el hospital Miguel Ángel López Varas se querellaron por denuncia falsa y falsedad documental contra Lamela y los seis médicos que formaron parte de la comisión. El ex consejero y los seis médicos declararon ante el juzgado de instrucción en junio de 2009, pero el caso había quedado paralizado.

El representante del Colegio de Médicos citado para declarar ha fallecido

La Audiencia estima ahora los recursos que presentó la abogada de Montes y López Varas y la asociación Derecho a Morir Dignamente, que se sumó posteriormente a la querella como acusación particular. Además de la declaración de los tres inspectores, ordena al juzgado que testifique Vicente Moya, que fue la persona designada por el Colegio de Médicos para formar parte del comité de expertos y que lo abandonó posteriormente. Moya falleció en abril. La Audiencia acuerda también que se ordene a la Consejería de Sanidad la remisión del expediente administrativo por el que se creó la comisión de expertos y que habían pedido reiteradamente las acusaciones.

La querella contra Lamela acusa al ex consejero de fabricar la imputación de Montes en contra de un informe independiente, el de la Inspección, que se elaboró a raíz de la denuncia anónima que dio origen al llamado caso Leganés. Ese informe afirmó que de las historias clínicas no se podían extraer conclusiones válidas. A pesar de todo, Lamela nombró a dedo al comité, que concluyó que en 73 casos la sedación "fue realizada fuera de la lex artis". "Con las nuevas declaraciones esperamos poder aclarar qué hizo ese comité y cómo pudo revisar 169 historias clínicas en solo un mes", afirmó ayer la abogada de Montes, María Jesús Díaz Veiga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010