Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ELECCIONES CATALANAS | ALICIA SÁNCHEZ-CAMACHO | Candidata del Partido Popular

"El concierto económico para Cataluña rompe las reglas de juego"

Barcelona
Consulta el ESPECIAL de las elecciones al Parlament de Cataluña. | Widget para tener los resultados en tu blog o web

Alicia Sánchez-Camacho (Blanes, 1966) se estrena como candidata a la presidencia de la Generalitat después de acceder hace dos años al liderazgo del partido en Cataluña en un convulso congreso. Tras depurar a la mayoría de parlamentarios de la anterior legislatura designados por su predecesor, Josep Piqué, Sánchez-Camacho aspira a poder "moderar" el futuro Gobierno catalán, que, está convencida, presidirá el convergente Artur Mas, a quien ve hacia una imparable deriva soberanista.

Pregunta. ¿Parece que ya ha asumido que ganará CiU?

Respuesta. CiU ganó los dos últimos comicios y se configuró un Gobierno legítimo pero de perdedores. Las encuestas confirman que los catalanes ya no quieren un tercer tripartito, pero lo realmente decisivo será qué partido moderará y decidirá el próximo Gobierno. Y el PP tiene muchas posibilidades de decidir la gobernabilidad evitando una mayoría absoluta de CiU o un tripartito independentista.

"El contrato de inmigración es el mismo que Rajoy presentó en 2008"

"El PP no apoyará a un Artur Mas en plena deriva independentista"

"El tripartito y el PSC han dejado a los catalanes arruinados"

"Acabar con la inmersión en catalán será un requisito irrenunciable"

P. Usted ha sabido blindarse la frontera ideológica identitaria y lingüística con respecto a Ciutadans y sobre inmigración por la Plataforma per Catalunya.

R. Siempre he defendido lo mismo, antes de que apareciesen estos dos partidos, tanto en lengua, con un modelo de bilingüismo, y sobre inmigración, con una llegada de inmigrantes ordenada, regulada y con contrato.

P. Si ahora mismo se aprobara la Ley de Política Lingüística, ¿el PP la recurriría ante el Constitucional?

R. El PP impidió que se aplicaran las multas lingüísticas que recogía esa ley, lo que no ha sucedido con los dos tripartitos. Pero sí, en los términos actuales la recurriríamos, igual que el Código de Consumo que ratifica esas sanciones. El PP llevará a cabo todas las actuaciones legales para que la política lingüística incentive y promocione el catalán, pero no a base de multas.

P. La situación que más teme el día de las elecciones es la fuga de votos del PP hacia CiU.

R. Queremos evitar esa fuga de votos de unos electores que creen que la mejor manera de desalojar al tripartito es votando a CiU, pues la ven con claras opciones de gobernar. Sin embargo, lo que hay que evitar es una mayoría absoluta de CiU o un tercer tripartito independentista junto a ERC y Joan Laporta. El PP es la garantía de la moderación.

P. ¿Aspiran a ser partido de Gobierno?

R. La aspiración de cualquier partido sólido que tiene un proyecto para España y para Cataluña es aspirar a gobernar.

P. Todos los presidentes que le precedieron también aspiraban a ser partido de Gobierno...

R. Ahora hay una gran diferencia y es que los catalanes han comprobado cómo gobiernan CiU y el tripartito. Han visto cómo un PSC les ha dejado arruinados y se ha disparado el paro. Y en la retina de los catalanes ha quedado la imagen de ese PP, que cuando gobernó en España, creó 1,4 millones de nuevos puestos de trabajo en Cataluña. Y los catalanes lo valorarán.

P. ¿No cree que en la retina de los catalanes también ha quedado la actitud del PP en el tema del Estatuto?

R. El PP aspiraba a tener un Estatuto plenamente constitucional, que ahora ya tenemos, porque la ley más votada en Cataluña fue la Constitución. Y los catalanes quieren seguridad jurídica y democrática y no romper las reglas de juego.

P. Si CiU necesita los votos del PP, ¿no cree que su voto dependerá más de los intereses de Mariano Rajoy para allanar su camino hacia La Moncloa que de los intereses de Cataluña?

R. En absoluto. Mi prioridad siempre será defender los intereses de los catalanes aunque yo forme parte de un partido de ámbito nacional. Yo no sé si el PP, en el futuro, necesitará apoyos para gobernar en España o podrá hacerlo en solitario. Eso lo decidirá mi partido en Madrid y los votantes. El PP no votará a un partido que reivindica la ruptura con el resto de España y que pide un modelo de financiación, como el concierto económico, que rompe las reglas de juego democrático.

P. Pero esto no ha primado en anteriores legislaturas.

R. Se ha abierto una nueva etapa, que es la que estoy liderando. El voto del PP tiene la misma dignidad que el resto.

P. ¿Su advertencia a CiU de que se ha acabado el gratis total significa que se terminaron los apoyos parlamentarios y se apuesta por un Gobierno de coalición?

R. Con la actual CiU y su deriva independentista, los votos del PP no servirán ni para un acuerdo de investidura ni de Gobierno.

P. ¿Hace falta entrar en el Gobierno?

R. El PP vasco no está en el Gobierno pero es partido de gobierno, pues define, limita y establece las prioridades.

P. En educación, ¿cómo terminarían con la inmersión lingüística en catalán?

R. Nuestra propuesta pasa por un modelo de educación trilingüe con un porcentaje equilibrado de catalán y castellano, por ejemplo del 33%, que podría incrementarse, y un máximo del 33% de una tercera lengua. Es un requisito absolutamente irrenunciable para apoyar a cualquier candidato.

P. ¿Qué problema han tenido de comunicación con su propuesta de inmigración, que ha provocado críticas airadas por parte del resto de los partidos?

R. Es un contrato de integración similar al que funciona en Francia, Bélgica u Holanda y por el cual los inmigrantes se comprometen a respetar nuestros principios y valores democráticos, cumplir sus obligaciones y pagar impuestos. Y que la sociedad facilite su integración y proporcione formación. El PP también ha incorporado la posibilidad del retorno voluntario, incluido en la actual legislación, manteniendo el permiso de trabajo y residencia para que puedan regresar cuando haya oportunidades de trabajo. Son medidas positivas que facilitarán la integración. Es el mismo que presentó Mariano Rajoy en 2008.

P. Hace un mes que el imán de Cunit (Tarragona) fue condenado y el PP continúa formando parte del Gobierno local, incluso cuando la alcaldesa ha dicho que le mantendrá como interlocutor.

R. Es muy grave la situación que se ha producido en Cunit pero sobre todo que un responsable del PSC haya acusado de mentirosa a una víctima de acoso en una sentencia judicial y que nadie de su partido la desautorice. El PSC no ha estado a la altura de las circunstancias. Si el imán condenado continúa como mediador, el PP se planteará dejar de apoyar al Gobierno.

P. ¿Y por qué no han abandonado el Gobierno todavía?

R. Primero nos reuniremos con el PP de Cunit y queremos comprobar la voluntad negociadora de la alcaldesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010