El 'consejo de sabios' de López reabre el debate sobre el modelo territorial

Los asesores del 'lehendakari' defienden un entramado institucional más eficaz

Al actual modelo y entramado institucional de Euskadi deben exigírsele mayores cotas de eficiencia. Esa es una de las principales conclusiones que ofreció ayer el consejo asesor del lehendakari para asuntos socioeconómicos, que reúne a muy buena parte de lo más granado del mundo empresarial, financiero y académico vasco. Los sabios que se reúne periódicamente en Lehendakaritza -la de ayer fue su tercera cita desde su constitución en enero pasado- para realizar reflexiones y recomendaciones de tipo estratégico dictaminaron que el Gobierno debe liderar un debate sobre el modelo territorial y competencial de la comunidad autónoma y "contar con el resto de los actores institucionales".

El consejo apuesta por extender la vida laboral y por el copago de servicios

Sin mencionarla en ningún momento, se trata de una referencia implícita a la funcionalidad actual y futuro de la Ley de Territorios Históricos, que regula ese modelo y la distribución de competencias en Euskadi y de cuyas disfunciones tanto se ha escrito, sin que nunca se haya abordado siquiera el inicio de una reforma. El objetivo es lograr una mayor eficiencia, basada en la coordinación, y una mayor productividad en la generación de servicios públicos.

A la Administración se le recomienda que incorpore el planeamiento estratégico del gasto. Los asesores coincidieron también en que "existe margen" para seguir conteniendo el gasto público, por ejemplo, a través de la racionalización del entramado de empresas públicas. Y creen que, aunque complicado, resulta posible reducir el gasto público sin reducir las prestaciones. Pese a la existencia aún de ese margen, se apuesta ya por medidas de copago en ciertos servicios públicos que no se detallan. Las fórmulas que se diseñen deberán garantizar la equidad, convinieron los asistentes.

La reunión giró monográficamente sobre los retos que la evolución demográfica, ante el envejecimiento previsto. La previsión de un crecimiento rápido de la población de entre 65 y 80 años frente a la caída de la que estará en edad laboral, aumentará la necesidad de prestaciones sociales, mientras disminuyen quienes generan los ingresos públicos. Para que no se ponga en jaque la sostenibilidad de las cuentas públicas, los expertos recomiendan actuar simultáneamente sobre la demografía -con políticas de familia-, el empleo y la competitividad, el gasto público, con las medidas ya citadas, y la fiscalidad.

Todas las medidas en cada uno de esos apartados tienen por objeto consolidar el crecimiento y garantizar que las cuentas públicas sigan cuadrando a medio y largo plazo.

La proyección realizada por la comisión de trabajo que ha preparado los informes y las conclusiones analizadas ayer por el plenario del consejo asesor inidca que el gasto público relacionado con la sanidad y los servicios sociales en Euskadi puede casi doblarse (del 8,4% del PIB actual al entorno del 15%) para 2030.

El consejo apuesta por aumentar la oferta disponible de empleo extranjero cualificado para atraer a un cierto perfil de inmigrantes, así como por atraer y retener talento exterior, para lo que se prevé que se desencadenará una competición internacional. También se debe aumentar el empleo vasco, entre las mujeres y jóvenes, sobre todo con una política específica dirigida a estos últimos, puesto que su tasa desempleo dobla la general. La corresponsabilidad en las relaciones laborales y la flexibilidad interna en la jornada laboral por la incidencia directa que tiene sobre la competitividad son otros de los factores citados.

Las conclusiones de los sabios incluyen una apuesta por "un nuevo enfoque del concepto de jubilación", basado, por un lado, en que la menor dureza de muchos trabajos y la mejora de la salud hasta edades más elevadas permiten una prolongación de los años de vida laboral, y, por otro, en la puesta en valor del "talento senior".

Los miembros

- Asistieron a la reunión casi todos los miembros del Consejo: los presidentes del Grupo Mondragón, José María Aldecoa; Euskaltel, José Antonio Ardanza; Red Eléctrica, Luis Atienza; CAF, José María Baztarrika; BBK, Mario Fernández; Algeposa, María Luisa Guibert; Petronor, Josu Jon Imaz; Ibermática, José Luis Larrea; Euro-defi en España, Emiliano López Achurra; Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, e Innobasque, Guillermo Ulacia.

- A ellos se sumaron los ex ministros de Industria Claudio Aranzadi y Juan Manuel Eguiagaray; los ex secretarios generales de CCOO y UGT en Euskadi, Santiago Bengoa y Carlos Trevilla, respectivamente; José Antonio Jainaga, consejero-delegado de Sidenor; el ex consejero de Economía Jon Larrinaga; Ignacio Marco Gardoqui, director ejecutivo de Morgan Stanley; la ex decana de la Comercial de Deusto Susana Rodríguez; y los catedráticos de la UPV Arantza Mendizabal, Felipe Serrano, Ignacio Zubiri y Roberto Velasco.

- Faltaron por motivos de agenda los presidentes de Uteca, Alejandro Echevarría, y Aernnova, Iñaki López Gandásegui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de noviembre de 2010.